×
hace 9 meses
[Ramos Arizpe]

Clama ayuda para la escuela de sus nietas

Una de las pequeñas requiere de un aparato ortopédico para caminar

Imprimir
Clama ayuda para la escuela de sus nietas
Ramos Arizpe, Coahuila Alicia Reyes Reyes es abuelita de 4 pequeños, tres niñas y un niño. Sin embargo, desde el nacimiento de dos de ellos, Alicia se hizo completamente responsable de dos: sus nietas Leidy Guadalupe Manzanares y Johana Irasema Manzanares. Sin embargo, para Alicia todo es más complicado, pues la pequeña Leidy padece de parálisis cerebral y sus traslados a la escuela se vuelven dificultosos.

Viniendo desde el ejido La Rosa, en General Cepeda, Alicia se vio forzada a cambiar su residencia a Ramos Arizpe ante una embolia que ella sufrió, de la cual apenas se está recuperando. Sin embargo, el cambio a este municipio una vez iniciado el ciclo escolar 2018, no le permitió poder ubicar a sus niñas en la escuela más cercana a su domicilio, en la calle Valle de Apatzingán 207, de la colonia Valle Poniente.

Esto le ocasionó muchos contratiempos: los traslados, el gasto del transporte público y la dificultad de cargar todos los días a la pequeña Leidy y su andadera, son tan sólo algunos de los obstáculos que se le presentan para llegar a la escuela ubicada hasta la colonia Fidel Velázquez.

Sin embargo, la principal preocupación de Alicia es la falta de una andadera posterior para Leidy, ya que después de una operación donde la pequeña pudo comenzar a caminar, ahora requiere la ayuda de ese artefacto médico para que su columna no se vea afectada.

“Estoy batallando bastante porque su andadera cuesta 8 mil 400 pesos en Monterrey. Se llama andadera posterior porque va atrás de ella. Con la andadera que trae ahorita va por delante y se agacha mucho para caminar. Por eso me urge esa andadera” comentó Alicia.

Alicia comentó que no pudo realizar el cambio de escuela de las pequeñas, para ubicarlas en la primaria Maestros Coahuilenses. Sin embargo, se vio forzada a comprar los uniformes de la escuela Emilio Carranza, donde actualmente están las dos niñas, por lo que ahora es más complicado buscar el cambio de escuela, pues ya no tiene dinero para comprar nuevos uniformes.

“En un principio me moví para cambiar a las niñas para acá, pero no hubo lugar. Ahorita lo que se me haría difícil sería cambiarlas de escuela porque ya les compré los uniformes. Hice unas loterías, estuve vendiendo papitas, tamales y así les completé a mis niñas el uniforme deportivo y de diario”, mencionó.

Sin embargo, para Alicia también implica un gasto grande la transportación de las niñas, ya que, en un inicio, el gasto en el transporte público ascendía a 260 pesos por semana.

Ahora, gracias a un transporte escolar, paga 200 pesos semanales, que le implican de todas maneras un gasto grande, pues no tiene un empleo formal que le permita atender a sus pequeñas.

“Si hubiera cambio para la escuela de acá y me apoyaran para comprar los uniformes, sí podría hacer el cambio de escuela, porque los uniformes están bien caros”, comentó la señora Alicia Reyes.


Si usted desea apoyar, puede comunicarse al 438 18 00 con atención a Celia Alvarado



Imprimir
te puede interesar
[Coahuila]
hace cerca de 14 horas
[Deportes]
hace cerca de 13 horas
[Local]
hace cerca de 14 horas
[Internacional]
hace cerca de 8 horas
similares