×
hace 2 meses
[Saltillo]

Con gran esfuerzo asisten a la escuela

Se quedan sin apoyo para alimentos en primaria de tiempo completo.

Imprimir
Con gran esfuerzo asisten a la escuela
Arteaga.- Una ligera malla separa los cultivos de maíz que rodean la primaria General Mariano Escobedo, ubicada en la localidad con el mismo nombre en Arteaga. Esta primaria con 96 alumnos de entre primero y sexto año funge como Escuela de Tiempo Completo desde hace más de un año, sin embargo, no recibe los insumos para ofrecer a los niños la comida del día que plantea este programa; o los espacios físicos y el equipamiento que presume el modelo educativo con horario de 8 de la mañana a 4 de la tarde.

Tres pequeños salones, una plataforma reducida con pavimento y un espacio de tierra con dos porterías de metal donde hacen deportes, forman parte de la infraestructura de este plantel.

Niños de las comunidades de La Biznaga y La Rosita acuden cada mañana de la mano de sus padres, quienes caminan hasta 30 minutos diarios de terracería para llegar a la primaria.

“Sin importar qué tan limpios salgan de sus casas, siempre llegan con los zapatitos enlodados y el uniforme salpicado porque el camino está lleno de baches y lagunas por las lluvias que caen en la temporada”, comenta José Luis González Alejandro, director de la institución.

Relata que anteriormente estuvieron adscritos al programa de Desayunos Calientes que ofrecía el DIF estatal y los padres de familia hacían un pago de un peso con 20 centavos pero a la larga ya no pudieron ni siquiera pagar esa cantidad y el beneficio fue retirado.

“Los padres de nuestros alumnos son personas muy humildes que se dedican a trabajar sus tierras y comercializar nopales, son personas que ni siquiera pudieron cubrir un pago así, porque a la semana o al mes ya era una cantidad más fuerte”, expresó el director.

Hace poco más de un año, cuando se implementó la jornada escolar de 8 horas, platica González Alejandro, las autoridades escolares no otorgaron el beneficio de la comida gratuita dentro de la Escuela de Tiempo Completo porque ya estábamos adscritos al de Desayunos Calientes, pero luego retiraron ese apoyo al no cubrir los pagos y nos quedamos sin ninguno de los dos beneficios.

“Ya hemos solicitado los alimentos para preparar la comida del día a los alumnos pero no hemos recibido respuesta, mientras tanto nosotros seguimos cubriendo el horario que nos indicaron”, expresó.

El espacio que antes funcionaba como cocineta ahora es una bodega bajo candado que los 4 profesores a cargo desearían abrir de nuevo y ofrecer al menos un alimento al día a estos pequeños pues no siempre hay oportunidad de comer en su casa.

“Son niños que vienen de familias muy necesitadas, con problemas económicos muy fuertes, y aún así continúan trayendo a sus hijos a la escuela, procurando su lonche en la hora de comida y haciendo todo el esfuerzo para que salgan adelante en la escuela, comprándoles al menos un cuadernito para sus apuntes”, comenta.

SIN MAESTRO ESPECIAL

Las necesidades de infraestructura de este plantel educativo no sólo afectan el desarrollo pleno de los estudiantes, sino que limita los apoyos que puedan otorgarse, pues a la fecha las autoridades educativas argumentan que no podrán enviar algún profesor que atienda las necesidades especiales de al menos 15 alumnos de la escuela, mientras no exista un espacio en donde pueda trabajar.

“Tenemos entre 10 y 15 alumnos con necesidades especiales, niños con problemas motores, discapacidad y bajo rendimiento que deberían tener asesorías más personalizadas pero la SEP nos dice que como no hay un salón para eso no pueden enviar un maestro”, argumenta el entrevistado.

Además, lamenta, sólo contamos con 4 equipos de cómputo y el material deportivo es insuficiente. “Quisiéramos tener más computadoras para enseñarles lo básico pues deben estar preparados para ir a un telesecundaria, opción más viable para la mayoría”, dijo.

Cambian

» Las condiciones de esta escuela llevaron a Zócalo Saltillo a elegir la primaria General Mariano Escobedo como una de las beneficiadas dentro del programa 42K con Causa para compartirles mochilas y útiles escolares donados por nuestros lectores.

» Los alumnos que recibieron su mochila y útiles escolares agradecieron el apoyo a sus estudios.

» Inmediatamente los pequeños corrieron a sus aulas para intercambiar las nuevas mochilas por las remachadas que hasta ayer aún llevaban a su escuela.


Imprimir
te puede interesar
similares