×
hace 1 mes
[Piedras Negras]

Concelebra obispo misa crismal con presbíteros

En la homilía, el obispo invitó a fieles a tener los mismos sentimientos que Jesús...

Imprimir
Concelebra obispo misa crismal con presbíteros
Piedras Negras, Coah.- El primer obispo de la Diócesis de Piedras Negras, Alonso Garza Treviño, concelebró con todos los presbíteros la misa crismal, en la cual bendijo los santos óleos que se utilizarán para auxiliar a los enfermos; en los bautismos y confirmaciones y el santo crisma que se utiliza en las ordenaciones y junto con los sacerdotes hizo la renovación de las promesas hechas el día se su ordenación.

La primera lectura del día “Tengan los mismos sentimientos que tuvo Cristo Jesús”, fue la dirigida por el apóstol San Pablo a los filipenses.

El evangelio fue leído por el diácono César Guadalupe Cervantes García, recordando la reunión de Jesús con los 12 apóstoles, a los que les dio el poder y autoridad par expulsar toda clase de demonios y curar enfermedades, para luego mandarlos a predicar el reino de Dios.

En la homilía, el obispo invitó a los cientos de fieles que abarrotaron la Catedral Mártires de Cristo Rey, a buscar por todos los medios tener los mismos sentimientos que Jesús, su pensar y su criterio para que nos haga ser un poco más como él.

“Qué mejor ocasión que esta, en la que estamos reunidos sacerdotes, agentes de pastoral, laicos, religiosas y su obispo para seguir buscando el descubrir los caminos que él nos tiene preparados. A través de su palabra”. También hizo el llamado a trabajar en equipo laicos y sacerdotes.

Después del evangelio el obispo Alonso Garza Treviño recordó que en este día, Jesús instituyó el sacerdocio y preguntó a los presbíteros de la Diócesis de Piedras Negras si querían renovar las promesas sacerdotales hechos el día de su ordenación ante su obispo, a lo que los sacerdotes respondieron afirmativamente.

El obispo Garza Treviño pidió a la comunidad que oren por los sacerdotes, para que el Señor derrame abundantemente sobre ellos sus dones celestiales y por él para que sea fiel al ministerio apostólico.

Luego dio inicio la bendición de los óleos de los enfermos; para los catecúmenos y el santo crisma.

“Enriquece con tu bendición este óleo para que cuantos sean ungidos con él sientan en cuerpo y alma tu divina protección y experimenten alivios en sus enfermedades y dolores”, dijo el obispo, al bendecir el óleo de los enfermos.

Luego bendijo el óleo de los catecúmenos, que es el que concede sabiduría y fortaleza a quienes se preparan para el bautismo.

Finalmente, el obispo junto con todos los sacerdotes bendijeron el tercero de los aceites: El santo crisma, sobre el cual sopló el obispo para consagrarlo, ya que será el óleo que se utilizará para la consagración de los bautizados, para la confirmaciones y las ordenaciones sacerdotales.


Imprimir
te puede interesar
similares