×
hace 10 meses
[Arte]

Conquista Trino con su humor

El monero considera que la historia nacional es pacheca y surrealista.

Imprimir
Conquista Trino con su humor
Foto: Especial
Saltillo, Coahuila.- “Para los mexicanos nuestra historia tiene muchas aventuras y mentiras. Y claro, hay mentiras bonitas como las de los niños héroes, 'El Pípila', etcétera, porque siempre necesitamos héroes”, sostiene Trino Camacho, quien regresa a satirizar el pasado nacional con Historias Desconocidas de la Conquista (Tusquets, 2017).

Y si bien el monero considera que este título debió salir antes que su libro sobre la Independencia y la Revolución, que se publicó justo en la coyuntura del centenario y bicentenario, con Historias Desconocidas e la Conquista ofrece un trabajo que lo dejó satisfecho.

“Siento que hacerlo al revés me dio la oportunidad, después de siete años, de hacer un libro con el que estoy mucho más contento con la hechura, cómo están los monos, la paleta de color. Está mejor pensado y es un libro muy ligero, muy sabroso”, señala en entrevista con Zócalo.

Si bien la historia mexicana está plagada de mitos y de zonas oscuras, Trino no intenta dar lecciones, sino encontrar el sentido del humor que es característico del mexicano.

“No se trata de que el libro desmitifique, sino que se burla de todo, tanto de los mitos como de los hechos que sí son reales. Es algo necesario para tener humor. Nos han robado tanto por 70 años, que lo único que no nos pueden robar es el sentido del humor”, apunta con una sonrisa.

Una de las características de esta nueva entrega es la diferencia entre españoles e indígenas, tanto en cuestiones ideológicas como en el uso del idioma castellano. Y muchas de estas discrepancias las vivió el propio Trino en carne propia, pues vivió en España varios años y su suegro es español.

“Puede ser que los indigenistas se enojen conmigo por andarme burlando de los indios, pero en realidad los aztecas eran bien mala onda con los toltecas y los mixtecas, eran un pueblo muy sanguinario y controlador. Después llegan los españoles y les ponen una madriza también, e imponen una religión y entierran las pirámides. De alguna manera, España llegó n este plan que siguen teniendo Inglaterra, Francia, que impusieron su rollo y costumbres, y como si no aprendiéramos de la historia, ahora Estados Unidos lo hace.

“Me gusta mucho esa idea de que somos parte de España y que somos criollos, así que mucha de nuestra idiosincracia es española. Aunque hay una distancia cultural y de la manera de decir las cosas, en palabras tan simples como 'coger' y 'pluma'. Cuando viví en España, de 2000 a 2003, siempre era difícil la comunicación por no entendernos en términos tan sencillos en una plática. Ellos se molestan mucho porque nosotros siempre decimos 'por favor', 'con permiso', 'mande'. Eso está un poco en el libro, reflejado de esas experiencias”, detalla el autor de Crónicas de Marte.

El autor considera que la historia es cíclica y se repite, características que se hacen mucho más evidentes cuando se observa con atención el caso mexicano.
“Nosotros tenemos una aproximación a esa repetición y lo digo sinceramente, hasta la naturaleza se da cuenta y vuelve a temblar, ahora más fuerte, el 19 de septiembre. Es como si México no entendiera de sus propios errores, vuelve a temblar y te das cuenta que no entendimos con el terremoto del 85, que los edificios que se cayeron tenían fallas tremendas. Y ahora entrará otro gobierno, habrá otra vez corrupción y en el siguiente gran temblor se volverán a caer edificios porque no los revisan y no aprendemos. Es como una especie de la película El Día de la Marmota, que siempre pasaba lo mismo y lo mismo, así es México.

“Es un país con una historia política, social, futbolística, pacheca, surrealista y esto que llaman realismo mágico”, afirma.



Futbolero de tradición
Para crear tiras y personajes, Trino recurre a temas que le llaman la atención y que van desde la cultura popular, los ovnis y la política hasta una de sus grandes pasiones: el futbol.

“El tema del futbol me encanta, soy muy futbolero, pero uno de mis libros preferidos es El Fin del Mundo, porque es tan pacheco. Lo saqué también por un cuestión coyuntural, por esta profecía de que el mundo se iba a acabar en 2012. Me gustó mucho por todas las teorías que estuve viendo en internet, me divierte mucho hacer este tipo de libros. El que sigue es sobre el amor, desamor, casarte, divorciarte, etcétera”.

Sobre la selección nacional, que el próximo Mundial enfrentará a Alemania, Suecia y Corea del Sur en el llamado “Grupo de la Muerte”, el dibujante no es muy optimista.

“Siempre nos va a tocar Alemania y vamos a perder con ellos, lo bueno es que vamos a perder inmediatamente, se nos va a quitar esa emoción y ya no vamos a sufrir. Cn esta mentalidad que tengo yo de atlista, que es conservadora en ese sentido, no pienso que no tenemos mucha oportunidad, además Suecia es el que dejó atrás a Italia. Veremos qué pasa”.

Nuevos retos

Antes, Trino publicaba un promedio de tres tiras diarias en medios impresos de circulación nacional, hoy sólo aparecen sus Fábulas de Policías y Ladrones en El Financiero.

“Lo que estamos viendo, e incluyo a Jis, es que los periódicos se están reduciendo cada vez más. Sin embargo, en esta época es cuando la gente me lee más y lo que le digo a los chavos cuando me expresan que quieren ser moneros y publicar en un periódico, es que por ahí no va, esa es historia vieja. Lo que hay que hacer es aprovechar un medio como internet, donde existen miles de personas que te pueden ver, el problema es cómo te pagan por eso.

“Yo no me quiero quedar atrás con Jis, en el sentido de quedarnos en el paleolítico, por eso estamos haciendo La Chora Interminable TV, La Chora en Radio y un jam de moneros, porque ya no estamos sólo en tiras cómicas y libros, vemos que tenemos que expandir nuestra creatividad hacia esos lados”, reflexiona.

Con seguidores jóvenes, muchos de los cuales se acercaron a su trabajo gracias a la película El Santos Contra la Tetona Mendoza, Trino señala que desean retomar justo a estos clásicos personajes y llevarlos al streaming.

“Creo que los chavos se dan cuenta de que tenemos onda todavía, nos gusta ver series nuevas y no quedarnos atrás en la tecnología y lo que sigue. Tenemos muchas ganas de hacer El Santos en una serie, ya no digo Netflix porque ahora hay muchas opciones, puede ser en cualquiera que se anime. El Santos es eso, una serie, no una película, no es de largo aliento. Para mí sí es importante pensar que El Santos debe ser así”, concluye.

A leer
Historias Desconocidas de la Conquista
De Trino
Tusquets
129 pesos





Imprimir
te puede interesar
similares