×
hace 2 meses
[Local]

Crimen, corrupción e impunidad

Libran deudos batalla contra asesinos, pero también contra abogado y agente del MP ‘vendidos’

Imprimir
Crimen, corrupción e impunidad
Ángel Domínguez está encerrado en Saltillo, pero es el único mientras que el resto de su familia disfruta de impunidad.
Monclova, Coah.- Desde que el pasado 12 de octubre su esposo fue linchado a navajazos y pedradas en su propia casa por nueve vecinos, todos ellos integrantes de una familia, la viuda Sofía Salinas López sigue esperando justicia porque únicamente uno de los homicidas está preso, mientras que el resto está tapado con el manto de la impunidad.

La viuda Sofía Salinas López afirmó que enfrenta el litigio ante tres adversarios; el abogado Miguel Ángel Reyna que la traicionó; los homicidas y la corrupción de la agente del Ministerio Público Claudia Palos Vargas coludido con el supuesto defensor en apoyar a los agresores porque se presume tráfico de dinero.

Salinas, relató que aquella ocasión ya de noche, los victimarios llegaron a su casa ubicada en calle Carmen Serdán entre Constituyentes de 1917 y José Vasconcelos de la colonia Morelos exigiendo la presencia de su marido Osvaldo Martínez Valenzuela a quien acusaban de haber matado un perro con veneno lo cual no es cierto.

Añadió que cuando su marido salió a averiguar por qué era el problema lo atacaron con arma blanca y pedradas por lo que fue conducido a la Clínica del Magisterio donde después falleció al no resistir graves heridas en colon, bazo y otros órganos vitales.

Agregó que la denuncia fue interpuesta contra Sofía Lorena Hernández Castillo, Efraín Domínguez Tovar, Alexis Domínguez Hernández, Brisa Domínguez Hernández, Cielo Domínguez Hernández, Itzamar Domínguez Hernández, y Mario Alberto Tovanche.

Sofía Salinas López, apuntó que únicamente está encerrado en el penal de Saltillo, Ángel Domínguez mientras que el resto se siguen mofando de la ley. Apuntó que el abogado que había contratado Miguel Ángel Reyna se “vendió” notoriamente porque a toda costa la presionaba y acosaba para que aceptara una indemnización de los asesinos de 200 mil pesos a cambio de otorgar el perdón.

Añadió que la agente del Ministerio Público Claudia Vargas Palos fue notorio que estaba coludido con el abogado Miguel Ángel Reyna y los criminales, motivo por el cual lo cambiaron por otro, al detectar la traición porque lo único que le interesaba era que otorgara el perdón y cobrar sus “honorarios”.


Imprimir
te puede interesar
similares