×
hace 4 semanas
[Relatos Paralelos]

De mesa en mesa, niños trabajadores

¿Por qué dos menores andaban solos a esa hora en la calle? Me quedé con la duda

Imprimir
De mesa en mesa, niños trabajadores
Cenaba en una famosa taquería de Saltillo. Vi entrar a dos juntos. Eran dos pequeños niños de aproximadamente 6 y 7 años. Vendían dulces. Eran como las 10:30 de la noche. ¿Por qué dos menores andaban solos a esa hora en la calle? Me quedé con la duda.

Iban de mesa en mesa, con su carita triste ofertando dulces de tamarindo, chocolates, paletas. “Le vendo un dulce, o deme pa un taco”, era lo que decían a cada uno de los comensales del lugar, que éramos muchos.

Después de vender, ambos niños se fueron rumbo al sur sobre la calle Abasolo. Pero, para la sorpresa de quienes estábamos adentro, ingresaron después otros tres niños con la misma situación. Solos.

Estos traían dulces diferentes a los primeros. Pero tenían características similares. Tres niños varones de unos 8, 10 y 12 años se pasearon entre las mesas. Causaron molestia a algunos, mientras a otros les tocaban el corazón. Se fueron por el mismo rumbo.

No pasaron ni 15 minutos cuando, otros dos niños, una niña y un casi bebé, entraron en el lugar. La niña de unos 5 o 6 años, y el más chiquito de unos 3 o 4 años. La dinámica era la misma, de mesa en mesa, de cliente en cliente.
Al ver las reacciones de las otras mesas, me percaté de que, la mayoría, estaban preguntándose por qué tantos niños pasaban una y otra vez. Pero todos devolvían la mirada a sus mesas y continuaban con su cena.

Justo cuando estaba por terminar mi cena, ingresaron otros dos niños más. Nueve niños en una sola noche, en menos de dos horas habían estado circulando por el lugar. En un plano normal pensaba: “Estos niños deberían estar justo en casa ahora, durmiendo, para ir mañana a la escuela”, pero no era así.

Estos niños son parte de ese 6% de la población infantil que trabaja en el estado de Coahuila, según datos del Implan, porcentaje aún por debajo de la cifra nacional que está compuesta por el 8.4% de los niños en el país, quienes trabajan principalmente en el sector terciario.

Sin embargo, de ese porcentaje de niños trabajadores en Coahuila, 28.14% no recibe remuneración alguna por sus labores, lo que daña completamente la mayoría de sus derechos de la niñez mexicana.

Trabajando para subsistir ellos mismos, trabajando para alguien más, siendo parte de la explotación infantil en el país. Quién sabe a cuál de esos factores pertenezcan esos nueve niños. Sólo sé que su infancia no está ocurriendo en libertad.



Imprimir
te puede interesar
similares