×
hace cerca de 5 meses
[Espectáculos]

¿De Monster a Lady?

La cantante ha sufrido una gran transformación a lo largo de su trayectoria.

Imprimir
¿De Monster a Lady?
Ciudad de México.- Cuando irrumpió en el mundo musical, en 2008, Lady Gaga no era la típica chica bonita que sólo cantaba y bailaba. Su talento musical venía acompañado de la controversia que generaba a su paso con una imagen que rompía con patrones establecidos de moda y belleza.

Su estética podía llegar a lo circense, así que no tenía problemas en vestirse como payaso, como una gran estrella de papel o incluso envolverse en carne cruda. Y siempre lo aderezaba con un maquillaje cargado, grandes pelucas y sus imposibles plataformas.

“Creo que mucho de su éxito, en su momento, fue por su look. Además no era una mujer con facciones regulares, pero explotaba sus imperfecciones, sobre todo la nariz, y eso la hizo única; sin embargo, parece que esto ha quedado atrás ya desde hace algunos meses”, señala Araceli Motta, directora de Ary Imagen.

Efectivamente, tal parece que en menos de 10 años en las grandes ligas del showbiz, los convencionalismos han empezado a devorarse a la “Mother Monster”.

Según algunos especialistas, la cantautora no sólo ha alterado quirúrgicamente su rostro para ser más bella en la manera más convencional, sino que ha domesticado bastante su sentido de la moda.

La entrega 2016 de los Globos de Oro, cuando fue premiada por la serie American Horror Story: Hotel, fue la prueba más evidente del inicio de su transformación, pues lució mucho más sofisticada.

Ahora cada vez usa más marcas como Versace y Chanel en sus versiones más moderadas, y cambió sus botas llenas de lentejuelas por elegantes zapatillas de noche que le prestan firmas como Jimmy Choo o Christian Louboutin.

“Este cambio nos muestra que la estridente personalidad que mostró no era real, como muchos creíamos, y este estilo camaleónico y estrambótico era solamente para llamar la atención.

“Ahora, sus operaciones nos comunican que quizás necesite un look más refinado y pulido para impulsar su carrera de cantante y de actriz, aunque ella hable de una evolución”, señala Mayte Requejo, consultora de imagen.

Heidi Ruiz, coordinadora de moda en pasarelas y desfiles, destaca que detrás del proceso de “desmonsterización” de Gaga está su estilista, el famoso diseñador Brandon Maxwell, considerado como uno de los más importantes de la actualidad.

“Maxwell la hecho más elegante y la ha acercado a diseñadores clásicos, como Tom Ford, Balenciaga y hasta Carolina Herrera, dejando fuera las extravagancias. Y aunque conserva su melena rubio platino, la verdad es que es otra mujer”, confirma Heidi.

Así, lo de hoy para la artista son trajes sastre o esmóquines a la medida, vestidos negros o rojos con escote, joyas finas y peinados con ondas tipo Hollywood de los años 30.

Y, cerca de cumplir 31 años, la nueva Gaga ya cuida hasta sus looks callejeros, los cuales antes también daban material a los paparazzi.

“Sin embargo, creo que este personaje sigue siendo rebelde, ya sea con unos guantes, un prendedor o un sombrero... Habrá que seguirle la pista para ver cómo evoluciona”, finaliza Mayte Requejo.


Imprimir
te puede interesar
similares