×
hace 3 semanas
[Internacional]

Declaran culpable a médico que se negó a hacer aborto legal

El juicio contó con declaraciones del especialista, la afectada, familiares y personal del hospital involucrado en el caso

Imprimir
Declaran culpable a médico que se negó a hacer aborto legal
Ciudad de México.- Un médico de Argentina que practica ginecología fue hallado culpable de negarse a realizar un aborto legal a una joven mujer, víctima de violación.

El médico, Leandro Rodríguez Lastra, fue hallado responsable de incumplir sus deberes como funcionario público cuando se negó a realizar un aborto legal a una joven de 19 años que había sido violada y embarazada por un familiar en la ciudad de Cipolleti en 2017.

Debido a la negligencia del doctor, la joven permaneció internada en un hospital público hasta el momento de parir.

Un juez de lo administrativo dará a conocer la sentencia de Rodríguez Lastra en los próximos días. La pena a la que es acreedor el médico tiene un máximo de dos años, por lo que no se prevé que vaya a la cárcel.

La sentencia podría, sin embargo, inhabilitarlo para el ejercicio de su profesión por el doble de tiempo que lo establecido en la sentencia correspondiente.

Al salir del juicio, un grupo de manifestantes antiaborto esperaba al médico, a quien se acercaron para darle apoyo.

"Esto es solamente un revés y voy a seguir luchando. La Justicia no es lo que pasó recién, vamos a seguir con más fuerza todavía y la Justicia va a prevalecer”, dijo el médico al salir de la audiencia, ante un grupo de manifestantes provida que se acercaron a darle apoyo.

El juicio contó con declaraciones del especialista, la afectada, familiares y personal del hospital involucrado en el caso.

El incidente

El 2 de abril de 2017, la joven fue trasladada al hospital Pedro Moguillansky de Cipolleti desde un centro de salud. Presentaba fiebre y dolor abdominal.

Al ser atendida por Rodríguez Lastra, entonces jefe de ginecología de la institución, la paciente explicó que estaba embarazada y que ingirió un fármaco para provocarse un aborto.

Después de que análisis revelaran que el feto tenía 22 semanas de gestación, Rodríguez Lastra decidió no interrumpir el embarazo, argumentando que podría poner en riesgo la vida de la madre y del feto, aunque ignorando las recomendaciones y avisos de los profesionales que la habían transferido a su departamento.

La mujer continuó con la gestación hasta la semana 35, momento en que nació el bebé por parto inducido.

El fiscal Santiago Márquez Gauna consideró que el ginecólogo no respetó el deseo de la víctima y se negó a realizar el aborto, reglamentado en las leyes provinciales, porque no le creyó a la víctima cuando explicó haber sido violada, ni tampoco le creyó a los profesionales que se comunicaron con él.

Con información de Clarín


Imprimir
te puede interesar
similares