×
hace 4 semanas
[Arte]

Denuncia la desigualdad

La fotógrafa Frida Hartz recibió un homenaje a su trayectoria en el MAG

Imprimir
Denuncia la desigualdad
Saltillo, Coah.- Frida Hartz es un nombre importante en el fotoperiodismo mexicano de finales del siglo 20. Su trabajo se ha enfocado, además de la imagen de noticias, en la denuncia de la desigualdad de género que existe entre hombres y mujeres, en todo el país. Esta trayectoria de más de 30 años fue reconocida la noche del jueves, en el Museo de Artes Gráficas (MAG), por la Secretaría de Cultura (Sec) en el marco del Festival Foto Coahuila.

En palabras de Ana Sofía García Camil, secretaria de Cultura, el reconocimiento se le otorgó a la fotógrafa por su “gran trabajo que a lo largo de muchos años ha dejado huella, a través de una visión artística y muy profesional que ha logrado evidenciar y transformar el diario social (...) ya que cada imagen captada por la lente de la maestra retrata una realidad social ante la que no se debe permanecer indiferente”.

Hartz conversó con Zócalo sobre su relación con la fotografía, la evolución de las nuevas tecnologías y inseguridad que experimentan los periodistas mexicanos.

“La fotografía ha evolucionado para todos en muchos aspectos. Desde que surgen los medios digitales y la automatización. En mi caso soy una fotógrafa de transición, donde estos cambios vienen a mover la concepción de la foto en muchos aspectos. Sobre todo en el aspecto técnico, el cual es importante porque dejas de preocuparte por el manejo de la cámara. El hecho de confirmar una imagen y saber si la borras o la dejas es importante porque en el momento en el que tú borras una foto, estás borrando parte de la historia, parte de un momento que para la posteridad podía ser importante”, comentó Hartz, quien ha recibido el premio Ensayo Fotográfico Casa de las Américas.

Esta rapidez que tiene el oficio de la foto es de particular interés para Hartz, pues la fotografía se encarga de capturar un momento y congelarlo, de hacerlo visible para quienes vendrán después, como lo demuestra el trabajo de Robert Capa o de los hermanos Casasola, en México.

Estos famosos fotógrafos, más allá de la pericia técnica que demostraron, hicieron uso de su lente para mostrar los hechos que veían y así llegar a más personas. La fotógrafa señala que este carácter denunciativo es esencial en el fotoperiodismo, pues además del talento hay que saber por qué es importante robar ese momento del tiempo.

“Hace 30 años era impensable ver la imagen que acababas de tomar en el momento. Era una imagen latente. Esta transformación ha servido para bien y para mal, pero surge el interés que tengas personalmente con el instrumento que estás manejando y que te da la posibilidad de decir qué es lo que quieres, hay que pensar en para qué se quiere fotografiar”.



Cambio y peligro

La periodista señaló que aunque tiene más de una década sin dedicarse de tiempo completo a la foto informativa, se mantiene en contacto con el medio, así como con la crítica de qué es lo que ha cambiado para quienes escriben con luz.

Hartz destacó el problema de la inseguridad. Ya que México ocupa el segundo lugar a nivel mundial en asesinatos de periodistas, sólo detrás de Siria.

“Los fotógrafos no tienen ya la posibilidad de levantar su cámara y tomar lo que quieran, porque pueden recibir un balazo. Ahí cambió, porque es muy riesgoso, no sabes a quién estás tomando. También hemos aprendido que cada uno tiene derecho a la propia imagen.

“Y más aún con la situación de guerra que se desató hace dos sexenios; este país vive una situación de violencia terrible en la cual un fotógrafo se vuelve también un blanco, ya que puede revelar o delatar un hecho de interés para los grupos del crimen organizado”, señaló.

El trabajo de Hartz se ha orientado en gran medida a la denuncia de la desigualdad de género que existe en el país, es por eso que como parte del reconocimiento que la Sec le entregó, está la posibilidad de que realice un trabajo sobre mujeres migrantes, tanto en la frontera coahuilense conformada por Piedras Negras y Ciudad Acuña, como en el lado estadunidense.

“Me interesa la historia de las mujeres migrantes, ya que cada vez más son ellas, y familias completas con niños, las que buscan llegar a Estados Unidos. Este es mi interés y la parte que quiero registrar. Quiero tocar aspectos como las causas de estas mujeres: qué es lo que hace que las expulsen de ciudades y países”, finalizó.

Además del reconocimiento a la fotoperiodista, se llevó a cabo la inauguración de la muestra fotográfica Tasar el Humor, en la que 20 artistas visuales exploran los límites de la fotografía contemporánea hasta niveles que la acercan al video y la instalación.

Este grupo nació del Programa de Fotografía Contemporánea, taller impartido por Javier Ramírez Limón, quien a lo largo de tres meses, y con ayuda de otros coordiandores, dio paso a estas creaciones.


Imprimir
te puede interesar
similares