×
hace 3 meses
[Especial]

Desaparecen por un día inmigrantes en EU

Once millones de personas indocumentadas viven en EU.

Imprimir
Desaparecen por un día inmigrantes en EU
Nueva York, EU.- Tal y como lo visualizara en su largometraje del 2004, Un día sin mexicanos, del director Sergio Arau, en el que a través de una comedia, plantea la desaparición de toda la población latina en el estado de California en Estados Unidos, esta premisa se convirtió en una realidad.

El movimiento, Un día sin inmigrantes, se llevó a cabo el jueves en diferentes ciudades de norteamérica, iniciativa que pretende demostrar al presidente Donald Trump, lo que ocurriría en el país de seguir adelante con su política migratoria.

Activistas lanzaron la invitación divulgada incluso a través de redes sociales, exhortando a que los inmigrantes no acudieran a trabajar, no abrir negocios, no comprar en tiendas ni comer en cadenas de restaurantes; se abstuvieran de enviar a los niños a la escuela y hasta no comprar gasolina. Y así sucedió.

Decenas de comercios, bares y negocios en de todo EU cerraron sus puertas, logrando una paralización masiva como protesta contra el actuar del Mandatario estadunidense.

Grupos de derechos de los inmigrantes manifestaron su preocupación después de allanamientos federales, en que fueron arrestadas y deportadas más de 680 personas que se encontraban en el país en forma ilegal.

Restaurantes que a menudo dependen de personal compuesto por inmigrantes, cerraron durante el día en ciudades como Washington, Nueva York y Chicago.

“Realmente es para mostrar apoyo a nuestro personal y como equipo y familia”, comentó Eric Bromberg, uno de los propietarios de la cadena, Blue Ribbon.

Es ‘deshonesta’ la prensa local

De nueva cuenta el Mandatario estadunidense, Donald Trump, arremetió contra la prensa, al afirmar que la “deshonestidad está fuera de control” y que es necesario que el país hable del tema.

“Tenemos que hablar de esto y descubrir qué está pasando, porque la prensa, honestamente, está fuera de control. El nivel de deshonestidad está fuera de control”, dijo el Mandatario durante una conferencia en la Casa Blanca.

Ya en su campaña electoral Trump hizo referencias a la indecencia de los medios de comunicación, aunque esa tendencia se profundizó desde su llegada al Gobierno y el jueves estalló con toda fuerza.



Piden revocar orden de Trump

Legisladores demócratas anunciaron propuestas legislativas para revocar la orden ejecutiva de deportaciones masivas del presidente Donald Trump, y renovaron sus críticas a la actuación del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE).

La senadora Catherine Cortez Masto, la primera latina en ocupar asiento en la Cámara Alta del Congreso, presentó una iniciativa legislativa para echar abajo la orden ejecutiva que insta al Departamento de Seguridad Nacional a incrementar las acciones para la deportación de inmigrantes indocumentados.

La representante del estado de Nevada, que cuenta con un alto porcentaje de población de origen hispana, acusó al Gobierno de crear “una máquina de deportaciones sin precedentes”.



Ecos del movimiento

Otras ciudades como Las Vegas, Oklahoma, Chicago, los estados Nuevo México, Texas, Carolina del Norte, Michigan y Nueva Jersey se unieron a esta dinámica que unió a los ciudadanos en EU.

Los puestos de alimentos frescos en la llamada Calle Nueve —como se conoce a la 9th Street del Mercado Italiano debido a la abundancia de comercios mexicanos— eran una elocuente demostración de lo que sería Filadelfia sin inmigrantes. Los clientes preguntaban dónde comprar carne fresca, pan, fruta y verduras, ya que todos lucieron cerrados.

“Mucha gente perdió su empleo por tomarse el día, pero era un riesgo que estaban dispuestos a correr”, dijo Olivia Vázquez, dirigente comunitaria ilegal.

Algunos restaurantes anunciaron que limitarían sus servicios, ya que permitieron que sus trabajadores inmigrantes acudieran a la protesta. Otros donaron parte de sus ventas a la organización de la campaña, como Josh Phillips, dueño de Espita Mezcalería, donde cada uno de sus alimentos traerá la frase “Esta comida fue posible gracias a los inmigrantes”.



Promete un nuevo decreto

Pese al día sin inmigrantes, el presidente Donald Trump adelantó que la próxima semana emitirá un nuevo decreto sobre inmigración después de que el primero, que vetaba la entrada de inmigrantes y refugiados al país, fuera suspendido por la justicia.

“Voy a emitir un nuevo decreto en la próxima semana, que protegerá nuestro país de forma amplia”, dijo en conferencia de prensa en la Casa Blanca.

“Tenemos algunos de los mejores abogados del país trabajando en eso y la nueva orden ejecutiva está siendo ajustada a la decisión que obtuvimos de la corte”, apuntó, sin esconder su enfado con los jueces, señalando que la suspensión fue una “mala decisión”.

Trump también se mostró ambivalente ante el programa “Acción Diferida para los Llegados en la Infancia” (DACA, en inglés), que protege de la deportación a jóvenes migrantes indocumentados, y que él prometió acabar durante su campaña.

“Vamos a mostrar un gran corazón, aunque es un tema muy difícil para mí. Porque tienes estos chicos increíbles -en algunos casos, no todos, en algunos tienes narcotraficantes y pandilleros también”, afirmó Trump.



Se suman las escuelas

En Nuevo México, el estado con mayor proporción de hispanos, las autoridades dijeron que cientos de estudiantes faltaron a clase.

Los colegios recibieron masivamente llamadas de padres reportando que sus hijos (nacidos o educados en Estados Unidos, pero de raíces inmigrantes) se encuentran enfermos y no asistieron a la escuela.

En Los Ángeles, las escuelas solicitaron a los alumnos y profesores a no ausentarse masivamente, ya que podría paralizar todo el sistema público de enseñanza.

Marcela Ardaya Vargas, quien es originaria de Bolivia y ahora vive en Falls Church, Virginia, sacó a su hijo de clases para que la acompañara a la protesta. “Cuando preguntó por qué no iría a la escuela, le dije que iba a aprender sobre inmigración”, comentó. “Nuestro trabajo como ciudadanos es unirnos con nuestros hermanos y hermanas”.

Nominan abogado hispano

El presidente Donald Trump, propuso al cubano-estadunidense Alexander Acosta para ser su secretario de Trabajo, el primer hispano de su Gabinete.

Acosta, de 49 años, “tiene una carrera impresionante”, dijo Trump en una conferencia de prensa, para añadir que “será un fantástico secretario de Trabajo”.

En el ámbito político, Acosta ha sido nombrado integrante de la Oficina Nacional de Relaciones de Trabajo y posteriormente integró la división de los Derechos Civiles en el Departamento de Justicia durante el gobierno de George W. Bush.

Graduado en Derecho en la Universidad de Harvard, Acosta actuó como auxiliar de Samuel Alito, juez de la Suprema Corte, y previamente se había desempeñado como abogado de empresas en Washington, donde se especializó en cuestiones laborales.


Imprimir
te puede interesar
similares