×
hace 2 semanas
[Internacional]

Descartan signos de violencia en la modelo australiana

Su madre y su hermana esperan a que les entreguen el cadáver para llevarlo de vuelta a Australia

Imprimir
Descartan signos de violencia en la modelo australiana
Foto: Especial
Ciudad de México.- A cuatro días de la muerte de la modelo australiana Sinead McNamara, quien fue encontrada en coma y con una cuerda al cuello en un barco propiedad del magnate mexicano Alberto Baillères, el forense al mando de la investigación, Ilias Boyokas, confirmó hoy al diario australiano 9News que “no hubo signos de violencia y que se esperan los resultados toxicológicos”.

El forense local pidió a la familia de la modelo no ver el cuerpo, debido al mal estado en que quedó, según informó el portal de noticias griego Kefalonia Press. Su madre y su hermana esperan a que les entreguen el cadáver para llevarlo de vuelta a Australia.

El departamento de Asuntos Exteriores y Comercio de Australia ofeció su apoyo a los familiares de la joven que tenía una cuenta de viajes de Instagram con más de 14 mil seguidores, de acuerdo con el diario The Sun.

La Autoridad Portuaria de la isla archivó los testimonios de los tripulantes de la lujosa embarcación, así como los videos de las cámaras de seguridad de la noche en la que la joven de 20 años fue encontrada en la parte posterior del yate.

El yate del millonario, el Mayan Queen IV, zarpó del puerto de Argostoli en la isla griega de Kefalonia el domingo por la tarde. La investigación continúa y aún se esperan los resultados de la autopsia de la modelo, informó la prensa griega.

Tras revisar el pietaje de las cámaras de seguridad del yate, entrevistar a la tripulación y realizar pruebas forenses, los investigadores dieron luz verde para que la embarcación, de seis pisos y 93 metros, abandonara Grecia.

Según la página web MarineTraffic, el yate, valuado en 200 millones de dólares, dejó la costa de Sicilia con dirección al oeste la noche del lunes, al tiempo que un portavoz de las autoridades marítimas griegas informó que no habría comentarios sobre los avances del caso.

La prensa griega informó que Baillères y su familia abandonaron el yate tres días antes de que ocurriera el incidente y sólo permanecieron a bordo miembros de la tripulación, de la que McNamara formó parte durante cuatro meses.

La muerte fue reportada en medios de comunicación tanto australianos como europeos y estadunidenses. Muchos hicieron énfasis en que el propietario del suntuoso yate es Baillères, quien controla sus negocios mediante Grupo Bal (Grupo Minero Peñoles, el mayor productor mundial de plata refinada; participación en el sector financiero con GNP Seguros, y propietario de El Palacio de Hierro). El portal australiano news.com.au publicó una semblanza de Baillères en https://bit.ly/2PBUbHp.



Imprimir
te puede interesar
similares