×
hace 3 meses
[Negocios]

Destilado de agave, esperanza de ejidos

Comunidades podrían sembrar maguey y nopal en 7 mil hectáreas

Imprimir
Destilado de agave, esperanza de ejidos
Saltillo, Coahuila.- En los 12 ejidos del sur de Saltillo existen por lo menos 7 mil hectáreas que pueden sumarse a la producción de maguey y nopal para la producción de aguamiel e incluso destilado de agave, bebida artesanal que se traduciría en una importante fuente de ingresos para cientos de familias, afirmó Gregorio González Navéjar.

En entrevista, el delegado de los productores de maguey del sur de Saltillo ya produce y comercializa el destilado de agave con la marca Zapalinamé, que sin ser tequila, mezcal o aguardiente ha gustado en congresos y convenciones en las que ha vendido un importante número de botellas.

Este destilado se ha convertido en una gran oportunidad para la gente que sobrevive en las comunidades del sur de Saltillo, a las que señala el emprendedor “ninguna autoridad les ha puesto atención y donde se cuenta con una capacidad de entre 7 mil y 8 mil hectáreas.

“Entonces, es fundamental que se promueva una reconversión productiva aquí en el sureste de Coahuila para darle al trabajo por el lado del maguey, sólo Ramos Arizpe es el único que no tiene esta planta, pero la tienen Saltillo, Arteaga, General Cepeda y Parras de la Fuente, y con un potencial muy importante.

“Si tenemos un promedio de 800 plantas por hectárea y tenemos 7 mil hectáreas, estamos hablando de 5 millones 600 mil plantas, entonces imagínense todo lo que podemos producir, porque Guadalupe Victoria tiene 180 hectáreas, La Zacatera otras 400, y así nos podemos ir ejido por ejido”, indicó.

Y González Navéjar hace cuentas y dice: “Si un productor me lleva 50 litros de aguamiel a la bodega, se está ganando 150 pesos en dos horas, entonces imagínense lo que esta actividad podría generar para las familias de todos esos ejidos, porque además se trata de un producto no sólo para comercializarse a nivel nacional, sino también para exportarse”.

Comentó que él ha trabajado en este proyecto desde 2006, “año en el cual empecé a pedir apoyos al Gobierno federal, estatal y municipal, y por mucho tiempo no hubo respuesta, pero afortunadamente cuando llega don Enrique Martínez y Martínez a la Sagarpa nos apoyaron con recursos para infraestructura, lo mismo que desde la Conaza.

“Fue de la manera que empezamos a trabajar, pero muy pronto llegamos al punto que aun con infraestructura requeríamos de capital de trabajo, y ahora estamos recibiendo el financiamiento por parte de la Financiera Nacional, y gracias a ello estamos ya elaborando el producto. Ahora sí ya estamos en condiciones de vender a granel nuestra bebida artesanal, destilado de agave Zapalinamé, y como la hemos estado promoviendo en diversos congresos, pues los comentarios son muy buenos, incluso ya vinieron unos posibles inversionistas y trajeron un especialista de Chapingo que le dio el visto bueno a nuestro destilado”, expresó.

Finalmente, Gregorio González dijo que si aquí le invirtieran el Estado y el Municipio y promovieran una reconversión productiva que permitiera atraer más recursos para impulsar este tipo de proyectos, la vida le cambiaría mucho a las familias del sur de Saltillo.


Imprimir
te puede interesar
similares