×
hace 4 meses
[Arte]

Diálogos en El Cerdo

Más de 10 artistas se reunieron por segunda ocasión en la taberna para compartir sus ideas sobre el arte contemporáneo

Imprimir
Diálogos en El Cerdo
Foto: Zócalo | Juan Villarreal
Saltillo, Coah.- ¿Qué es el arte contemporáneo y cuál es su función?, ¿hay una forma para definir la variedad de producciones que hay en él?, estas y otras preguntas se formularon durante la tarde del martes en la segunda sesión de Diálogos en el Cerdo.

En esta ocasión, a diferencia de la primera reunión del foro que contó con casi 30 asistentes, fueron un total de 15 artistas e interesados en el arte los que se dieron cita en la céntrica taberna con el fin de reflexionar sobre un tema que, a últimas fechas y por diversas polémicas, ha estado a la vista: el arte conceptual.

Entre los asistentes estuvieron Jerónimo Valdés y Sergio Castillo, socios del bar; los artistas visuales Adair Vigil, Ramiro Rivera, Karla Rangel; Mayelo Carsol y Dina Gaonagar, de Estudio 280; además del fotógrafo Raúl Cantú, el teatrista Alexis Flores, el guitarrista Héctor García, y Olga Margarita Dávila, directora del Museo de Artes Gráficas. Así como el cineasta Ariel Gutiérrez, y dos representantes de La Madriguera, centro cultural localizado a un lado de El Bosque Urbano Ejército Mexicano.

Uno de los temas más activos durante la charla fue el de si el arte conceptual y la cuestión del gusto estético personal como una crítica. Dávila comentó que “nosotros podemos fungir como creadores y cómo público. Porque debemos saber que cuando exponemos una pieza, esta puede gustarle a alguien o no, y qué bueno que haya un desentendimiento y polémica porque eso invita a la reflexión. Esas ideas encontradas son parte de la riqueza para la apreciación del arte”.


Conexión

En cuanto a las críticas que se le hacen a las piezas adscritas a la corriente conceptual, está la de una falta de rigor técnico y que muchas veces se sostienen tan solo en la parte discursiva que el artista tiene. Esto provoca un choque con la concepción preconcebida de lo que es el arte en una visión más clásica.

Para Sergio Castillo “la exposición de cualquier pieza nos tiene que llevar a un proceso para cuestionarla, pero también a cuestionarme a mí como espectador, y además a investigar otras piezas de esta especie. Eso para no caer sólo en el prejuicio del ‘si no me gustó no es arte’. Porque si soy un espectador que puede no conocer el tema, mi opinión no tendría un argumento para sostenerse”.

Dávila también hizo mención sobre el hecho de la reacción reactiva de muchas personas ante obras de este tipo. Opiniones que se cierran a conocer las motivaciones de su creador para hacer tal pieza que “puede provocar más preguntas que respuestas, pero que nos negamos a conocer porque desde nuestra perspectiva no funciona”.

El mundo hiperconectado en el que se vive actualmente también ha hecho un cambio profundo en la pregunta sobre qué es el arte y para qué sirve, pero también sobre el cómo este puede ejecutarse en cuanto a los cánones académicos o alejado de él, así cómo sobre los contextos sociales en el que se desarrolla.

Adair Vigil apuntó que “vivimos en un mundo tan convulsionado por la información que es necesario plantear más preguntas que respuestas como las que intentan dar esas opiniones. (...) Hubo una época en la que el arte tenía esa intención de deleitar los sentidos y el concepto de belleza era algo que podías degustar con la vista, pero esa función del arte tiene más de 100 años que dejó de ser así. Eso tiene que ver con el hecho de que tenemos que plantearnos más preguntas que respuestas. Preguntas como ¿en qué tipo de sociedad estamos viviendo?, ¿cuál podría ser una de las funciones del arte en este momento?, o ¿cuál es el trabajo de nosotros, creadores, como agentes sociales?”.


Salir a la calle

Después de la primera sesión de Diálogos en El Cerdo, los asistentes lanzaron una petición al Gobierno del Estado y a la Universidad Autónoma de Coahuila, en la cual solicitaban regresar el edificio que actualmente funciona como la Academia Interamericana de Derechos Humanos a la sociedad artística de la localidad.

Aunque apuntaron que aún no reciben respuesta de las instancias, seguirán trabajando por recuperar espacios que puedan ser utilizados por los creadores para exponer su trabajo. Por eso el creador escénico Alexis Flores, detalló que junto con su compañía de teatro, pidió a la Secretaría de Cultura una lista de lugares que no están siendo aprovechados de manera completa por los artistas, para darles un uso adecuado.

Diálogos en El Cerdo tendrá su tercera sesión en el mes de agosto y se planea que sea al aire libre, con la intención de que el público se interese cada vez más por el aspecto cultural de la ciudad. La fecha y hora están por definirse y se darán a conocer por el Facebook del centro cultural que es Taberna El Cerdo de Babel.


Imprimir
te puede interesar
similares