×
hace 3 semanas
[Espectáculos]

Mal de Amores, diseños que brillan

El saltillense Manuel Morales lanza la primera colección de su marca

Imprimir
Mal de Amores, diseños que brillan
Fotos: Zócalo | Jerson Cardozo
Saltillo, Coah.- La ropa es un signo distintivo de quiénes somos, además de una segunda piel que nos protege del clima. Estos aspectos han sido tomados en cuenta por Manuel Morales, un diseñador saltillense que lanzó su propia marca: Mal de Amores.

Su primera línea de colección es Bonita Chingadera, una serie de prendas invernales que buscan llamar la atención y ser el reflejo de un alma brillante. Con colores plata, rosa y azul, así como bordados que recuerdan a la máscara del luchador mexicano más importante El Santo, y otras piezas con tonalidades que recuerdan al sarape y los matachines, símbolos de Saltillo, Bonita Chingadera quiere eliminar esa idea de que en invierno sólo es para usar los colores oscuros.

“Mi idea es vestir a la gente de Saltillo pensando que la ciudad tiene el clima más impredecible. Hace sol, después frío, calor y  no sabes qué esperar después. Pero también quiero que la gente se divierta, que sea algo padre. Mal de Amor surge como un homenaje a la forma cómo nos curaban las abuelas y sus remedios con tés, hojas, flores, colores. De alguna manera quiero lograr eso”, mencionó el diseñador.

Morales señaló que antes la tristeza era vista como un mal de amor, ese concepto ha sido retomado por él para explicar la presión social que todos buscan: una persona siempre quiere agradar “a alguien más”, comentó. Con su ropa, Morales busca eliminar un poco ese acomplejamiento y ayudar a todo aquel que use sus diseños a ser él mismo, a sacar lo mejor de sí.

“Mi marca tiene tres ‘statements’. Es la mejor manera de honrar a mis papás, quiero trabajar lo mejor que puedo, es por eso que busco mejorarme de manera constante en mi trabajo. La otra es que nunca vendo una prenda que yo no usaría, el cual se enlaza con el número tres, que es el respeto por el comprador, por quien va a usar mi ropa. “Sin importar el costo de la ropa que pueda venderle, hay un respeto a su trabajo y a su esfuerzo en ganar dinero que se gastará en un producto de calidad que yo le ofrezco. Busco regresar un buen trabajo siempre para los dos”, explicó el joven.



Elegante y popular Bonita Chingadera recibe su nombre de la expresión popular que todos dicen cuando se hace una tontería, explicó Morales. Ese carácter desenfadado y popular es uno de los pilares de su marca, la cual se mostró a un reducido público en un showroom que se realizó el pasado viernes en Casa Lucerna.

Entre las piezas exhibidas había chaquetines color rojo y plateado, así como azul metálico y rosa. Junto a estos, estaban varias capas hechas de manera específica para no romper el atuendo de noche, y un impermeable negro para caminar en días lluviosos“La ropa se trata de no etiquetarnos. La marca quiere mostrar que se puede gustar de una cosa y adaptarse a otra. No es encasillarse en una manera que no te hará ser libre. Pienso en dónde se le puede dar uso a esta ropa. Mi proceso para acercarme y hacer un vínculo con la persona es preguntar cuáles son sus objetivos con la ropa que le haré. Quiero que le guste, pero que también le sea útil, porque la persona para mí no es sólo dinero”.

Para el diseñador es importante que quien vaya a utilizar las prendas sepa qué es lo que quiere, y qué es lo que busca expresar al utilizarlas. Ser uno mismo en un mundo en el que se te criticará por brillar con esa ropa. “Tengo ya tiempo vendiendo ropa, y me he dado cuenta de que lo que hago no es para todos.

Esta ropa es algo que usaría una persona que está bien segura de quien es. Me pasa mucho, y me pone triste, que cuando llego con ropa así surgen comentarios como ‘ah, vienes envuelto en papel aluminio’, eso provoca que muchas personas se quiten algo que les gusta para agradar a los demás. Mi ropa es para que alguien diga ‘sí, güey, a mí me gusta y así me siento cómodo”.



Con seis años en el panorama del diseño de la moda, Morales mencionó que aún hace falta conocer los procesos que esto conlleva. Para él, Saltillo es una ciudad que aún está muy apegada a las tendencias americanas, pero espera que se pueda voltear a ver otras influencias.

Para todo aquel que quiera utilizar la ropa que Morales hace bajo el nombre de Mal de Amores, y en especial su primera colección que es Bonita Chingadera, puede encontrarlo en Facebook como Mal.De.Amor y Manuel Morales en Facebook, así como en Instagram.




Imprimir
te puede interesar
similares