×
hace 6 meses
[Internacional]

‘El Salvador y Haití, agujeros de mierda’

Por EFE

Reacciona con insulto a los países al saber de nuevo proyecto que favorece a ‘soñadores’.

Imprimir
‘El Salvador y Haití, agujeros de mierda’
Washington, DC.- El Presidente estadunidense, Donald Trump, llamó “agujeros de mierda” a El Salvador, Haití y varios países africanos, y sugirió que preferiría recibir en Estados Unidos más inmigrantes de Noruega en lugar de los de esas naciones, según informó el diario The Washington Post.

“¿Por qué tenemos a toda esta gente de países (que son un) agujero de mierda viniendo aquí?”, afirmó Trump durante una reunión con legisladores en la Casa Blanca, de acuerdo con el diario, que cita a dos fuentes familiarizadas con el encuentro.

Trump reaccionó así cuando dos senadores le plantearon un proyecto de ley migratorio que otorgaría visados a algunos de los ciudadanos de países que han sido retirados recientemente del programa de Estatus de Protección Temporal (TPS), como El Salvador, Haití, Nicaragua y Sudán.

Trump sugirió entonces que Estados Unidos debería traer a más inmigrantes de países como Noruega, con cuya primera ministra se reunió el miércoles, de acuerdo con el Post.

Los comentarios de Trump dejaron impactados a los legisladores presentes en la cita, según el diario, que no aclara si el Presidente se refería también a Nicaragua con su exabrupto, y tampoco identifica a los países africanos afectados.

El periódico Los Angeles Times confirmó el informe del Post, y agregó que, antes de proferir el insulto, Trump exclamó: “¿Para qué queremos a haitianos aquí? ¿Para qué queremos a toda esta gente de África aquí?”.

NI NEGÓ NI CONFIRMÓ

Preguntado al respecto, un portavoz de la Casa Blanca, Raj Shah, no negó que Trump hubiera hecho esas declaraciones.

“Ciertos políticos de Washington eligen luchar por países extranjeros, pero el presidente Trump siempre luchará por el pueblo estadunidense”, dijo Shah en un comunicado citado por varios medios.

“El presidente Trump lucha para conseguir soluciones permanentes que hacen a nuestro país más fuerte, al dar la bienvenida a aquellos que puedan contribuir a nuestra sociedad, hacer crecer nuestra economía e integrarse en nuestra gran nación”, agregó el portavoz.

Trump “siempre rechazará las medidas temporales, débiles y peligrosas que amenacen las vidas de los estadunidenses que trabajan duro, y que socaven a aquellos inmigrantes que buscan una vida mejor en Estados Unidos mediante una vía legal”, indicó Shah.

CONDENAN COMENTARIOS

Políticos demócratas y republicanos condenaron los “racistas” y “divisivos” comentarios del presidente Donald Trump, quien criticó la llegada de inmigrantes de algunos países como El Salvador y Haití, a los que consideró “agujeros de mierda”.

“Los comentarios (del Presidente) son desagradables, divisivos, elitistas y contrarrestan los valores de nuestra nación”, consideró en un comunicado la legisladora Mia Love, la primera mujer afroamericana del Partido Republicano en ser elegida para el Congreso y cuyos padres huyeron de Haití en 1973.

Love exigió a Trump que emita inmediatamente una disculpa y defendió a sus padres, a los que consideró la encarnación del “sueño americano” y alabó por “haber trabajado duro, pagado sus impuestos y criado desde la nada a sus hijos para darles todas las oportunidades”.

Dentro del Partido Republicano también expresaron repulsa, el senador por Oklahoma, James Lankford, y el gobernador de Ohio, John Kasich, una figura moderada dentro del partido y que compitió contra Trump en las primarias por la nominación republicana para las elecciones de 2016.

“Estados Unidos fue construido sobre la espalda de los inmigrantes de todas partes del mundo.

“Debemos honrar esa historia, no rechazarla”, señaló Kasich en su perfil de Twitter.

Alcanzan acuerdo por ‘dreamers’

Seis senadores estadunidenses de ambos partidos dijeron ayer haber alcanzado un acuerdo para abrir una vía a la ciudadanía a los jóvenes indocumentados conocidos como “soñadores” y aportar fondos para el muro con México, pero la Casa Blanca no parece haber aceptado por ahora ese arreglo.

“Llevamos cuatro meses trabajando y hemos llegado un acuerdo de principios” para proteger a los “soñadores”, indicaron en un comunicado los senadores republicanos Lindsey Graham, Jeff Flake y Cory Gardner; y los demócratas Dick Durbin, Robert Menéndez y Michael Bennet.

Ese acuerdo también afronta los otros tres puntos que el presidente Donald Trump, ha vinculado a cualquier proyecto de ley para reemplazar el programa DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) que el expresidente Barack Obama promulgó en 2012 con el fin de amparar a los “soñadores”.

EXIGENCIAS

» Reforzar la seguridad fronteriza.

» Eliminar la llamada “lotería de visados”, que beneficia anualmente a ciudadanos de países con una baja tasa de inmigrantes a Estados Unidos.

» Acabar con la “migración en cadena” que permite a los residentes permanentes la entrada al país de sus familiares.

INCLUYE:

» Más de mil millones de dólares para proyectar y construir una barrera física en la frontera con México, además de financiación para sistemas de tecnología de seguridad fronteriza.

» Abriría un camino a la ciudadanía para más de un millón de jóvenes indocumentados que llegaron al país de niños, lo que supera la cifra de protegidos por DACA (unos 800 mil).

» Permitiría que los padres de los “soñadores” queden protegidos de la deportación y obtengan un permiso de trabajo.

‘MÉRITO’

El proyecto de ley negociado por seis senadores bipartidistas eliminaría la llamada “lotería de visados” que cada año asigna 50 mil visas a ciudadanos de países con una baja tasa de emigrantes a Estados Unidos, un mecanismo que beneficia mayoritariamente a países de África.

Según una fuente del Senado, que pidió el anonimato, la mitad de esos visados se reasignarían a los que hasta ahora estaban protegidos por el TPS, y la otra mitad estaría reservada a inmigrantes que demostraran cualidades profesionales que merecieran su entrada en Estados Unidos, el famoso “mérito” que defiende Trump.

El acuerdo también abriría un camino a la ciudadanía para más de un millón de jóvenes indocumentados del país que llegaron al país de niños, conocidos como “soñadores”, y concedería más de mil millones de dólares para proyectar y construir una barrera física en la frontera con México.

Población de EU apoya a ‘dreamers’

El 86% de la población estadunidense quiere que los jóvenes indocumentados llegados al país en la infancia, conocidos como “soñadores”, se queden a vivir en EU, según una encuesta divulgada ayer por la Universidad de Quinnipiac (Connecticut). Este informe revela además que el 79% de los estadunidenses cree que los “soñadores” deberían ser capaces de obtener la ciudadanía, mientras que un 7% considera que deberían quedarse pero sin tener una vía legal para convertirse en ciudadano. Por otro lado, el 11% restante opina que estos jóvenes deberían abandonar el territorio estadunidense. Republicanos también están a favor de que se queden. (EFE)

Rechazan militarizar frontera

Representantes de organizaciones de las comunidades fronterizas en EU rechazaron una militarización en la línea limítrofe a cambio de regularizar a los jóvenes indocumentados amparados con la Acción Diferida (DACA), tal como lo proponen algunos legisladores republicanos. “Tenemos que encontrar una solución bipartidista a esta crisis creada por el presidente Donald Trump cuando el pasado mes de septiembre decidió terminar con DACA, pero no a cambio de más militarización de la frontera sur”, dijo Christian Ramírez, director de la Coalición de Comunidades Fronterizas del Suroeste (SBCC). (EFE)

‘Soñadores no van con muro’

Varias organizaciones pro derechos civiles de Estados Unidos rechazaron la idea de vincular una solución al caso de los jóvenes indocumentados conocidos como “soñadores” a la construcción del muro fronterizo con México, como ha propuesto un grupo de legisladores republicanos en el Congreso.

Esta propuesta del ala conservadora del Partido Republicano permitiría dar a los “soñadores” la posibilidad de residir legalmente en el país al tiempo que se aprueban los fondos necesarios para la construcción del muro con México y se elimina la llamada “migración en cadena”. “La gran mayoría de los americanos no quiere que se mercadee con el futuro de 800 mil jóvenes trabajadores y estudiantes conectándolo a estas cuestiones”, señaló UnidosUS. (EFE)


Imprimir
te puede interesar
similares