×
hace cerca de 8 meses
[Arte]

El solitario funeral de Pitol

Apenas un puñado de amigos acudió al servicio, al que llegaron algunos funcionarios

Imprimir
El solitario funeral de Pitol
Xalapa.- Un cielo gris sobre Xalapa, como si la ciudad estuviera triste por despedir a quien la eligió para sus últimos respiros. A las 18:00 horas del 12 de abril, día en que murió Sergio Pitol, su cuerpo reposaba ya en la sala cinco de la funeraria Bosques del Recuerdo. 

Antes, hacia las 14:00, los restos del Mago de Viena habían sido sacados de su casa en la calle Pino Suárez, en un acto que a más de uno le pareció impropio: "Lo sacaron nada más cubierto por una sábana. Nadie de su familia se subió con él a la carroza, al frente. ¡Pobre, lo dejaron solo!", describió una reportera.

Se esperaba que el lugar fuera insuficiente, pero fueron pocas los amigos y seguidores que asistieron al funeral. Un arreglo floral con el nombre de Enrique Peña Nieto sobresalía. Quizá fuera considerado el más importante, pero no era el más grande. Ese honor correspondió al enviado por La Lola, una pizzería ubicada frente a la casa amarilla donde vivió el Premio Cervantes 2005.

El ceramista Gustavo Pérez y los pintores Leticia Tarragó y Melchor Peredo, así como familiares de Emilio Carballido y Ernesto El Chango García Cabral fueron algunas de las personalidades del ámbito cultural de Xalapa que despidieron al autor. También llegaron algunos ex alumnos y amigos de la Facultad de Letras de Universidad Veracruzana, como Magali Velasco, Mario Muñoz y Alfonso Colorado.

Se especuló sobre la llegada de Elena Poniatowska o algún otro amigo escritor cercano a Pitol, pero casi nadie llegó.

Entre las autoridades se encontraron Enrique Márquez Almazán, director del Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC); Lidia Camacho, directora general del INBA, y el secretario estatal de Turismo, Leopoldo Domínguez, en representación del gobernador Miguel Ángel Yunes. Martha Alarcón, de la Asociación de Amigos de los Animales de Xalapa, también acudió para recordar que fue Sergio Pitol quien le dio nombre al albergue de perros de Palo Gacho.

Sigue el pleito legal

A las 20:00 horas llegó Sara Ladrón de Guevara, rectora de la Universidad Veracruzana (UV), evadiendo el conflicto entre la institución y la familia Deméneghi por pagos de servicios y regalías. Solamente declaró que los pagos en disputa se le brindarán al heredero de Pitol y anunció un homenaje por parte de la UV.

Laura Deméneghi, sobrina del escritor, fue la protagonista tanto en la noche de velación como en la mañana siguiente, cuando el cuerpo del autor partió de la funeraria para ser cremado.

Los reporteros la buscaron para que hablara sobre la disputa que sostienen la UV y su familia por la donación de la biblioteca particular de Pitol y el reconocimiento de Luis Deméneghi como tutor del escritor, lo cual implica pago de regalías y prestaciones de la universidad.

Información de Milenio



Imprimir
te puede interesar
similares