×
hace 1 mes
[Ruta Libre]

El Tema de la Semana: Pueblo de escándalos

Un video donde una mujer realizaba sexo oral a un stripper reveló una serie de irregularidades en el municipio

Imprimir
El Tema de la Semana: Pueblo de escándalos
Saltillo, Coah.- En septiembre de 2015, el Grito de Independencia que dio un alcalde aparentemente alcoholizado en Parras de la Fuente le dio la vuelta a las redes sociales, que condenaron a Jorge “Coco” Dávila de la Peña, tachándolo de borrachín e irresponsable. A escasos días del cambio de presidente municipal, Parras vuelve a ser noticia de escándalo en las redes sociales, cuando una de sus casi 50 mil habitantes decidió tener sexo en vivo con un stripper frente a una treintena de mujeres.

Algunas de esas mujeres, dijo la protagonista Helena Alvarado, tuvieron el suficiente coraje hacia ella como para compartir el video en redes sociales. Y de ahí, críticas, aplausos y rechiflas acompañaron la reacción de la joven mujer, madre de familia, quien lejos de amedrentarse se envalentonó con el éxito inesperado y mostró al mundo la desnudez, ya no de su cuerpo, sino de su mente.

Con al menos tres transmisiones en vivo expresando su sentir, Helena dejó en claro lo que piensa: que lo que hizo está bien, que sólo le incumbe a ella y que el error fue la mala leche de alguien a quien se le ocurrió publicarlo; que eso, de quedarse en privado, no tendría ninguna importancia.

Sin embargo, el asunto dejó al descubierto algo más: destapó una serie de irregularidades en el municipio de Parras, que van desde la colusión de las autoridades para la organización y presentación de espectáculos prohibidos, hasta la participación de dos regidores, Javier Molina y María del Roble Ortiz, para la organización de este evento.

Ni el alcalde Coco Dávila ni la Secretaría de Gobierno, ni la Secretaría de la Función Pública han fincado responsabilidad alguna por la realización de este evento. Esperan que con los reflectores clavados en "Lady Parras", Helena Alvarado, el hecho se olvide y las corruptelas se mantengan bajo el lodo y los sellos de clausura en el bar La Patrona, donde ocurrió la fiesta sexual más documentada en la tierra de la uva.

Helena Alvarado en pocos días pasó de ser una desconocida a ser una mujer asediada con ofertas de trabajo, y en camino a la fama y al éxito, el ejemplo más desafortunado de lo que puede significar el empoderamiento de la mujer.





Imprimir
te puede interesar
similares