×
hace 6 meses
[Ruta Libre]

El Tema de la Semana: ¿Quién le rehabilita el corazón a Yuliana?

Se ha avanzado mucho en el tema de protección animal, pero poco en el de procuración de justicia

Imprimir
El Tema de la Semana: ¿Quién le rehabilita el corazón a Yuliana?
Se ha avanzado mucho en el tema de protección animal, pero poco en el de procuración de justicia. Tal es el caso de la madre de Iker: el perro que asesinó a su hijo fue enviado a EU mientras ella está cada vez peor

Saltillo, Coah.- Hay un perro coahuilense que fue llevado a Estados Unidos con todos los gastos pagados para ser rehabilitado debido a su agresividad luego de que matara a un niño de 3 años. En Saltillo, una madre de familia está a punto de ser internada en el Cesame por la depresión, y que además sigue sin obtener justicia.

Triste paradigma. Coahuila es un estado que endurece las leyes para proteger a los animales, pero su ineficaz justicia provoca que una madre vea cómo los culpables de la muerte de su hijo ni vayan a la cárcel, ni reparen el daño.

Así es. “Max”, el pitbull que uno de los hijos de Julia Martínez peleaba, se escapó debido a un descuido y a su agresividad atacó al pequeño Iker hasta matarlo; ahora está en Estados Unidos porque el actor Raúl Julia Levy pagó para que se lo enviaran y le costeará una rehabilitación por el “maltrato” del que fue objeto cuando lo encerraron luego de atacar al niño.



Mientras tanto, para Ana Yuliana Muñoz, la joven madre de Iker, no hay ningún actor o famoso activista que se interese por sacarla de la depresión tras la muerte de su hijo. No hay para ella un viaje con todo pagado para ir a Estados Unidos y atenderse con un especialista para rehabilitarle el alma.

Por el contrario, los activistas estaban más interesados en demandar a Yuliana por negligencia, por permitir que su hijo de 3 años anduviera en la calle y sin supervisión. Ahora, también amenazan a la perrera municipal de Saltillo por supuestamente haber infligido maltrato a “Max” cuando estuvo encerrado.

La semana pasada, la justicia coahuilense inició un implacable proceso contra un ciudadano acusado de maltratar gatitos; ya lo citaron a declarar. Por otro lado, es fecha que la Procuraduría no ha obligado a los dueños de “Max” a pagar la indemnización por la muerte de Iker.

Es la de Coahuila una justicia que privilegia el derecho de los animales y le da largas a la justicia para los humanos.


Imprimir
te puede interesar
similares