×
hace 2 meses
[Liga MX]

Empata América a Pumas con nueve al 92”

Pocas veces un empate sabe a tanta gloria para el América y le duele tanto a los Pumas

Imprimir
Empata América a Pumas con nueve al 92”
Ciudad de México.- Con nueve jugadores, las Águilas rescataron la igualada 2-2 contra los Pumas, cuando ya se jugaba la compensación en el Estadio Azteca.

El gol de Henry Martín, que mediante un cabezazo coló la pelota pegada al poste izquierdo, justificó la eufórica carrera de Agustín Marchesín hacia la banda, las patadas que el auriazul Alfredo Saldívar le puso al poste izquierdo de la portería, el abrazo enérgico entre Miguel Herrera y cada uno de sus jugadores.

El América tiene en su ADN algo que le permite resucitar incluso cuando no juega bien, aun cuando recibe un gol a los 17 segundos o sufre un par de expulsiones como las de Roger Martínez y Bruno Valdez.

Si los Pumas no ganan partidos con todas estas ventajas, ¿entonces cuáles?

La primera jugada del encuentro terminó en la red, tras el cabezazo de Felipe Mora a centro de Martín Rodríguez. La pelota entró al mismo sitio que, en el último minuto, sería fatídico para los visitantes.

Los Pumas tuvieron un inicio vertiginoso, con Pablo Barrera hiriendo a las Águilas por los costados y Carlos González ganando todas las divididas. De no ser por un mal disparo de Alan Mendoza tras una doble pared con González, los felinos pudieron incrementar la ventaja.

Por el América alzó la mano su capitán Oribe Peralta, quien con pura fuerza mandó dos veces al piso a Mendoza antes de clavar la pelota cerca del poste derecho, aprovechando que Andrés Ibargüen le jaló la marca. Corrió a la banca para festejar con Matheus Uribe y respaldar así al colombiano, quien sufre una baja de juego.

Roger Martínez se equivocó al 39" soltarle un codazo a Alejandro Arribas, más allá de que la jugada se preste para la polémica porque no hubo fuerza excesiva, y Bruno Valdez al 68" al clavar los tachones en el tobillo de Pablo Barrera.

Dos minutos después, Carlos González festejaba el segundo de los Pumas tras un centro de Matías Alustiza.

El América apeló a una jugada a balón parado, a que la desventaja no se incrementara y así encontrara un gol épico, como el que marcó Martín y que le permitió a Miguel Herrera alargar a 11 partidos su invicto con los azulcremas frente a Pumas.

Se acabó el partido. Pocas veces se ve un Goya tan desganado de los auriazules al sacar un empate en el Azteca, en menos ocasiones se ve a los azulcremas celebrar con tanta euforia el punto, ¡y cómo no si les supo a victoria!


Imprimir
te puede interesar
similares