×
hace 7 meses
[Nacional]

En operativos antimigrantes hubo ‘episodios preocupantes’ de uso de fuerza

La CIDH recalcó que los Estados deben abstenerse de recurrir al uso de la fuerza como respuesta

Imprimir
En operativos antimigrantes hubo ‘episodios preocupantes’ de uso de fuerza
Foto: Archivo
Escuchar Nota


Ciudad de México.- En los operativos realizados para impedir el paso a la caravana migrante, los días 18 y 20 de enero pasado, “se produjeron episodios preocupantes de uso de la fuerza por la Guardia Nacional, ante la insatisfacción de las personas retenidas en el paso fronterizo por horas”, señaló hoy la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En un comunicado, el organismo internacional recalcó que “el uso de la fuerza en operativos migratorios debe ocurrir únicamente en observancia a los principios de finalidad legítima, absoluta necesidad, proporcionalidad y progresividad”.

“Los Estados deben abstenerse de recurrir al uso de la fuerza como respuesta ante la llegada de movimientos migratorios masivos”, añadió.

En el caso de la caravana más reciente, la CIDH planteó que “grupos de migrantes se enfrentaron con autoridades migratorias mexicanas, mientras cientos de otras personas, percibiendo la resistencia de los funcionarios migratorios, se lanzaron a cruzar el río Suchiate, o se internaron por caminos de la zona selvática en la región de frontera”.

De conformidad con la información recibida, abundó, cientos de personas migrantes, la mayoría de nacionalidad hondureña, que lograron acceder al territorio mexicano, “habrían sido interceptadas por operativos policiales, detenidas en estaciones migratorias o devueltas a su país de origen en vuelos y en autobuses, con apoyo logístico de la Guardia Nacional”.

Tras reconocer que la migración forzada de personas del Triángulo Norte de Centroamérica “es uno de los principales desafíos de derechos humanos de la región”, la CIDH instó a los gobiernos de México, Guatemala, Honduras y El Salvador a implementar políticas migratorias y de refugio que estén “en armonía con los estándares vigentes de respeto a los derechos humanos”.

“Ninguna persona migrante deberá ser arrestada, detenida o de cualquier forma privada de su libertad en forma arbitraria, y especialmente que, en ninguna hipótesis, se detendrá a niñas, niños o adolescentes migrantes”, insistió.

Asimismo, expresó su preocupación porque “un efecto directo de las políticas migratorias restrictivas y la criminalización de la migración es la multiplicación de los pasos fronterizos informales e inseguros”


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}