×
hace 1 mes
[Arte]

Entregan el Premio Manuel Acuña

Alejandro Albarrán Polanco ganó la presea del certamen estatal

Imprimir
Entregan el Premio Manuel Acuña
Saltillo, Coahuila.- “Para mí la poesía es una casa y un amigo”, así definió Alejandro Albarrán Polanco, ganador del Premio Internacional de Poesía Manuel Acuña 2018, para Zócalo su relación con el lenguaje y el arte de la palabra, la cual también es una lámpara que ilumina el camino de la realidad oscura.

El premio que cuenta con una bolsa económica de 120 mil dólares, fue entregado la noche de ayer dentro del marco del Día Nacional del Libro. El presidio contó con la presencia de Miguel Ángel Riquelme Solís, Gobernador de Coahuila; Ana Sofía García Camil, secretaria de Cultura; Antonio Crestani, director general de Vinculación Cultural de la Secretaría de Cultura Federal, Manolo Jiménez, alcalde de la ciudad, así como con el poeta galardonado, entre otros.

El poemario titulado Algunas Personas no son Caballos, fue elegido de entre 550 obras provenientes de 25 países de lengua no española como Estados Unidos, China, Italia, Israel, Finlandia y Canadá.

Durante la ceremonia, García Camil destacó la importancia de la poesía como un puente de comunicación y paz entre el individuo y lo que lo rodea.

“La palabra poética el hombre hace una operación valiente, reconoce sus miedos, dudas e inquietudes. Expresa su búsqueda de la felicidad en un mundo adverso. Y cuando realiza su ser complejo y ve a sus semejantes con la misma comprensión con que se ve a sí mismo, comienzan a surgir los acuerdos, la poesía se vuelve convivencia, y sólo entonces mente y alma se orientan hacia la paz”, expresó.

AMISTAD Y LITERATURA

El libro ganador fue elegido por un jurado conformado por los poetas Mayra Santos Febres, de Puerto Rico; Agustín Fernández Mallo, de España y el mexicano Luigi Amara, ganador, también, del premio en 2014, quienes otorgaron de manera unánime el primer lugar debido a su experimentación lingüística y el abordaje poético desde diversos puntos de vista.

Entre bromas para aligerar el ambiente y la sorpresa de la premiación, Albarrán Polanco habló sobre la importancia de la amistad y los libros en su vida.

“Este libro es un ejemplo y un homenaje a todos mis amigos. Pienso que los libros son también amigos que nos van acompañando cada que abramos una de sus páginas y nos sintamos en confort. Mis amigos han sido mis verdaderos maestros”, expresó el poeta, quien participó bajo el pseudónimo Babieca.

Para finalizar la ceremonia, el Gobernador señaló la importancia de la cultura y las artes dentro de su mandato, como uno de los pilares esenciales para combatir la violencia. Además de reafirmar su apoyo a este rubro, y en especial con el Premio Manuel Acuña, el cual se ha consolidado como uno de los más grandes certámenes literarios en el país y en lengua española en general.


Imprimir
te puede interesar
[Béisbol]
hace 12 horas
[Negocios]
hace cerca de 9 horas
[Boxeo]
hace 5 horas
similares