×
hace 1 año
[Padre Meño]

Evidencian a Obispo que encubrió al padre Meño

De acuerdo con una carta del nuncio apostólico Franco Coppola, dirigida al seminarista que denunció el abuso sexual

Imprimir
Evidencian a Obispo que encubrió al padre Meño
Saltillo, Coah.- De acuerdo con una carta del nuncio apostólico Franco Coppola, dirigida al seminarista que denunció el abuso sexual por parte del padre Juan Manuel Rojas Martínez, conocido como el padre Meño, el obispo Alonso Garza Treviño habría encubierto al sacerdote al permitir que siguiera ejerciendo a pesar de la denuncia interpuesta.

El embajador de la Santa Sede en México emitió la semana anterior un pronunciamiento en el que externó su postura respecto al caso de pederastia en la Diócesis de Piedras Negras cometido por el sacerdote, hechos que calificó como “deplorables actos de abuso sexual”.

Obispo de PN omite suspensión

Una carta fechada el 4 de abril, signada por el nuncio apostólico Franco Coppola, fue dirigida al seminarista que, luego de haber denunciado al padre Juan Manuel Rojas Martínez, interpondrá una demanda en contra del obispo Alonso Garza Treviño por el delito de encubrimiento, según dieron a conocer familiares del afectado.

El prelado católico fue notificado de los hechos en diciembre de 2016 y fue hasta marzo pasado que dio vista del delito a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Coahuila.

“Al respecto quiero, ante todo, agradecer tu misiva y asegurarte que de su contenido he tomado, no sin dolor, atenta visión. Puedo y deseo por otra parte, informarte también que a finales del mes de enero pasado S.E. Monseñor Alonso Gerardo Grza Treviño, obispo de Piedras Negras remitió tu denuncia a la Santa Sede, la cual actualmente está siendo considerada por la Congregación para la Doctrina de la Fe, Institución encargada por el Papa Francisco para tratar estos dolorosos casos…”

El nuncio señala en su carta que estaba en el entendido de que el obispo Garza Treviño había dispuesto medidas cautelares al padre Meño, incluyendo la suspensión temporal del ejercicio del ministerio sacerdotal, cosa que no ocurrió, pues el cura sólo fue reubicado del Seminario a la iglesia del Santuario de Guadalupe, donde continuaba oficiando misas, bodas, bautizos y otras ceremonias religiosas.

Fue hasta el 24 de marzo cuando presentó la denuncia ante las autoridades civiles, lo que permitió que el sacerdote huyera de la justicia.

El nuncio apostólico pidió al seminarista orar por la iglesia y por el Papa, y mantener su fe. “Pido de corazón al Señor te ayude a seguir confiando plenamente en Él, te conceda paz y serenidad…”

El Obispo de la Diócesis de Saltillo, Raúl Vera López, se negó ayer a opinar sobre el caso. Dijo que no tocaría el tema ni haría señalamientos sobre lo sucedido en Piedras Negras.

En cambio, el Obispo de la Diócesis de Torreón, José Guadalupe Galván Galindo, dijo estar exento de hechos como el ocurrido en Piedras Negras, que dañan la imagen de la Iglesia.

De shopping

El Viacrucis viviente, que es la magna celebración de la grey católica, que rememora cuando Jesús fue sacrificado y muerto en la cruz, evento realizado en la Gran Plaza con presencia de cientos de fieles, fue desairado por el máximo patriarca de la Diócesis de Piedras Negras.

En el preciso momento en que se preparaban para iniciar el Viacrucis viviente pasó el señor obispo Alonso Garza Treviño a bordo de su camioneta blanca, por la calle Matamoros, mucha gente pensó que buscaba estacionamiento en la Gran Plaza, pero enfiló a la caseta de cobro rumbo a la vecina ciudad de Eagle Pass, Texas.


Imprimir
te puede interesar
similares