×
hace cerca de 4 meses
[Local]

Golpea jefe policiaco a 3 ciudadanos

Además, el Supervisor de la Fiscalía los amenaza de muerte

Imprimir
Golpea jefe policiaco a 3 ciudadanos
La Policía Municipal desplegó un gran operativo en busca del abusivo jefe.
Monclova, Coah.- Esaú Francisco Astorga Zapata, primer comandante de la Agencia de Investigación Criminal encargado de Monclova y la Región Centro del Estado, golpeó a tres ciudadanos, a quienes además amenazó de muerte apuntándoles a la cabeza con un arma de fuego.

Jaime Guerrero, uno de los afectados es comerciante y propietario de una reconocida barbería en el sector sur de la ciudad, que se armó de valor y contó el abuso policiaco que sufrió por parte del comandante Astorga, ex GATE, que tiene cuatro meses trabajando como supervisor de la Fiscalía de la Región Centro del Estado.

Cerca de las 2:00 horas de ayer, se activo el Código Rojo, movilizándose todas las corporaciones policiacas debido a que se reportaron hombres armados que amenazaban y golpeaban, a varias personas en el restaurante Boruca.

‘LO CUBRÍAN MIENTRAS NOS PEGABA’


Por clientes y trabajadores del restaurante bar se supo que al comandante Esaú Francisco Astorga Zapata, se le permitió la entrada al establecimiento armado, incluso consumió una gran cantidad de bebidas embriagantes, al grado de que no quería abandonar el lugar después del cierre.

La víctima detalló a Zócalo Monclova, que Astorga, jefe de la Agencia de Investigación Criminal, estaba ebrio cuando salió del lugar y los amenazó de muerte, mientras apuntaba con el cañón del arma de fuego a sus cabezas.

“Mi amigo Raúl pasó a recoger a su pareja porque trabaja en ese lugar, no sé si al Comandante ese le caí mal, porque traigo tatuajes y ando rapado, o tal vez se quiso lucir con la muchacha que lo acompañaba”, dijo Jaime Guerrero, que fue atacado a cachazos por el Comandante.

“Se acercó al carro con sus escoltas y de la nada nos empezó a golpear, Javier Medina y el otro policía ministerial le cuidaban la espalda mientras nos pegaba con el arma en la cara, ellos no hicieron nada para detenerlo, a pesar de que también estaba en riesgo la integridad física de toda la clientela del bar”.


Imprimir
te puede interesar
similares