×
hace 1 mes
[Arte]

¡Hasta siempre, Zeffirelli!

El legendario realizador italiano murió ayer a los 96 años

Imprimir
¡Hasta siempre, Zeffirelli!
Saltillo, Coah.- Triste día fue el de ayer para el séptimo arte debido a la partida de uno de sus grandes exponentes, el italiano Franco Zefirelli, quien deja al mundo, con los múltiples filmes que realizó a lo largo de seis décadas, un gran legado audiovisual que da fe del exquisito gusto artístico y gran sensibilidad del realizador nominado al Oscar por su filme Romeo y Julieta (1968), basada en el clásico de Shakespeare.

Zeffirelli, quien falleció a los 96 años, era conocido por el gran público por la monumental miniserie Jesús de Nazareth, que a finales de los años 70 protagonizó el británico Robert Powell.

El inolvidable realizador creció teniendo contacto desde muy temprana edad con el círculo de artistas e intelectuales británicos afincados en Florencia, donde él nació el 12 de febrero de 1923 y en la posguerra estudió Arte y Arquitectura, formación que años después le permitiría codearse con los grandes del cine de su país que dieran pie al neorrealismo italiano: Luchino Visconti, Roberto Rossellini y Vittorio de Sica. Con el primero de esta legendaria tríada fue que Zeffirelli se introdujo en el maravilloso universo del cine, fungiendo como su asistente de dirección en tres de los más importantes título de Visconti: La Terra Trema (1947), Bellissima (1951) y Senso (1952).

En sus filmes deambularon personajes que marcaron su existencia y su formación, desde los protagonistas de las más populares óperas hasta la mítica soprano María Callas, de quien se confesó enamorado y a la que le dedicó en 2002 el filme Callas Forever.

Apasionado de la ópera llevó a escena La Boheme, de Puccini, en 1965, y para la gran pantalla realizó La Fierecilla Domada y la mencionada Romeo y Julieta, en la segunda mitad de los 60.

Asimismo, entre sus títulos más icónicos están Hermano Sol, hermana Luna, de 1971, inspirada en la vida de San Francisco de Asís; Hamlet, de 1990, estelarizada por Mel Gibson y Glenn Close, y Té con Mussolini, de 1999, protagonizada por la perenne estrella del pop, Cher, cinta inspirada por sus años de infancia.

Entre los momentos de su vida más controversiales está cuando hace una década el cineasta declaró su homosexualidad en un libro autobiográfico en el que habló abiertamente de su amor por Visconti, así como el hecho de que se definía como conservador y entró en el Parlamento siendo parte del partido Forza Italia.


Imprimir
te puede interesar
[Seguridad]
hace cerca de 5 horas
[Internacional]
hace 14 horas
[Estados]
hace 12 horas
[Seguridad]
hace cerca de 5 horas
similares