×
hace 7 meses
[Negocios]

Hotel Huizache, 75 años creciendo

Testigo del desarrollo de la capital coahuilense, ha visto pasar crisis y personalidades.

Imprimir
Hotel Huizache, 75 años creciendo
Saltillo, Coahuila.- El Saltillo de 1942 vio nacer entre las huertas de maíz y membrillo, en lo que entonces era lo más lejano de su zona urbana hacia el norte, al Hotel Huizache, que desde que recibió a su primer huésped sigue siendo uno de los íconos de la hotelería regional.

En medio del jardín, bajo la sombra de algunos pinos, mezquites y troenos y algunos niños jugando en la alberca, doña María Angélica Garza de Guajardo, quien ha capitaneado este barco los últimos 40 de los 75 años de trayectoria del Hotel Huizache, confiesa a Zócalo Saltillo las alegrías que le sigue dando esta labor.

Recuerda aquellos años cuando los límites de Saltillo llegaban hasta donde estaba el Ateneo Fuente, sector al que poco a poco fueron llegando establecimientos en pleno crecimiento hacia el norte. Así, hoy en día el bulevar Venustiano Carranza se ha convertido no sólo en el acceso principal de la ciudad sino en una de las zonas comerciales de mayor actividad.

El sueño de don Heriberto Guajardo y doña Camilita de Guajardo comenzó a tomar forma cuando le apostaron al predio “Huizache Courts” para construir las primeras 14 habitaciones de adobe con techos de vigas de madera, así como adornar el lugar con magueyes y huinches que regalaban un ambiente muy especial a los visitantes, principalmente a texanos.

A principios de los años 40 las principales formas de llegar “hasta allá” eran en vehículo propio, en la ruta Saltillo-Ramos e incluso en el autobús que iba a Monterrey. En ese entonces se comunicaban con el Hotel El Paso, que era de una de sus primas: “Le preguntaba que si ya había llenado, pues que me mandaran todos los demás para acá”.

Aunque doña María Angélica aún se encuentra al frente del establecimiento, dice que sus 14 nietos se han sumado ya a la toma de decisiones. Actualmente el hotel tiene 72 habitaciones que en la pasada Semana Santa estuvieron totalmente ocupadas, pero el promedio anual ronda 50 por ciento.

Señala que antes de ella, el hotel era administrado por una hermana de su suegra, pero cuando ya se sintió cansada, doña María Angélica tomó las riendas, hace poco más de 40 años.

Sin embargo, la historia del Hotel Huizache, cuyas instalaciones aún conservan la esencia de aquellos años, aún se sigue escribiendo día a día. En los últimos años la vocación automotriz y manufacturera de la región también le ha traído otra clase de mercado: el turismo de negocios.

Doña María Angélica, “La Chata” para los más cercanos, indica que ni el crecimiento de la ciudad ni la voraz competencia de las franquicias han mermado el desempeño del hotel, ya que tiene un público muy definido y la calidad sigue caracterizando a su servicio.

Y recuerda a la recepcionista Alma María Martínez, quien colaboró por mucho tiempo y que ahora radica en Piedras Negras. Le decía: “Te voy a regañar cuando te portes mal, para que no extrañes tu casa”.

Así, a lo largo de 75 años el Hotel Huizache ha visto ir y venir una y otra crisis económica, sin embargo ha sabido sortearlas, casi siempre con doña María Angélica al frente.

“Traté de formar un equipo, una especie de pequeña comunidad con los mismos trabajadores. Hemos llevado un ambiente de familia, entonces no creo que me haya tocado algo difícil…”, expresa finalmente.


Imprimir
te puede interesar
similares