×
hace 2 meses
[Internacional]

Irán intenta rebajar la tensión con Estados Unidos

Por AFP

Trump ‘no está preparado para lanzar una guerra a gran escala en una región sensible’

Imprimir
Irán intenta rebajar la tensión con Estados Unidos
El ayatolá Ali Jamenei escuchando un discurso del presidente Hassan Rohani, el 14 de mayo de 2019 en Teherán. Foto: AFP
Teherán.- Irán intentaba este jueves rebajar la tensión con Estados Unidos tras las incidentes en el Golfo, sin renunciar sin embargo a la línea dura frente a Washington

"Este cara a cara no es militar porque no habrá guerra. Ni nosotros ni ellos [Estados Unidos] buscamos la guerra, saben que no estaría en su intereses", declaró el martes el ayatolá Alí Jamenei, el guía supremo de la República Islámica.

"La nación iraní está decidida a resistir a Estados Unidos", añadió y reiteró su posición contra cualquier tipo de negociación "con el gobierno estadounidense actual".

Estas declaraciones no impidieron al presidente estadounidense Donald Trump afirmar el miércoles que está "seguro" de que Irán querrá negociar "pronto".

Las declaraciones de Jamenei reflejan la idea de las autoridades iraníes de que Trump "no está preparado para lanzar una guerra a gran escala en una región sensible", dijo a la AFP Amir Mohebbian, un político y analista conservador iraní,

Respondiendo a las acusaciones estadounidenses, las autoridades iraníes pidieron a Washington abstenerse de cualquier ataque. Irán es una nación "demasiado grande para ser intimidada" dijo el lunes el presidente Hasan Rohani.

"Actuamos con la máxima moderación" frente a una escalada "inaceptable" de Estados Unidos, dijo por su parte el jueves su ministro de Exteriores Mohammad Javad Zarif, que está en Tokio.

"Las autoridades iraníes siguen el eslogan del Guía Supremo iraní 'ni guerra ni negociación' con la administración Trump", explicó a la AFP Clément Therme, un especialista de Irán en el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS).

Medios militares limitados

Irán tiene un número importante de soldados, unos 475.000 hombres en total, teniendo en cuenta el ejército nacional y los Guardianes, según el IISS.

Pero como consecuencia entre otros del embargo internacional sobre sus armas, el país solo tiene una fuerza aérea relativamente pequeña y poco moderna.

Además, a causa de las tensiones económicas, Irán no puede aumentar sustancialmente sus gastos de Defensa. Por otro lado el PIB de Estados Unidos es 47 veces superior al de Irán, según cifras del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Las relaciones entre Téhéran y Washington son tensas desde la decisión hace un año de Trump de retirar a su país del acuerdo nuclear de 2015 y se han agravado en las últimas semanas.

El 8 de mayo Irán anunció la suspensión de algunos de sus compromisos en ese texto.

Según Amir Mohebbian, de momento Irán "actuó sabiamente, demostrando flexibilidad y moderación para demostrar al mundo que es Trump el que intenta destruir" el acuerdo de 2015. Según este analista, la República Islámica intenta no caer en la "trampa" del presidente de Estados Unidos.

En abril, Washington anunció la inclusión de los Guardianes de la Revolución en la lista de "organizaciones terroristas internacionales".

Teherán replicó asegurando que considerará a las tropas estadounidenses desplegadas en el Cuerno de África y Asia Central como "grupos terroristas":

Pero según Clément Therme existen "dificultades para poner en práctica estas amenazas contra las fuerzas militares estadounidenses en la región" porque podrían poner en peligro "las relaciones entre vecinos, con el gobierno iraquí por ejemplo".

"En Irán, el recuerdo de la guerra Iran-Irak (1980-88) todavía está muy presente en la memoria colectiva y una de las principales fuerzas [...] de la República Islámica es asegurar una cierta estabilidad a la población, en comparación con los Estados débiles iraquí y afgano", apunta el experto.



Imprimir
te puede interesar
similares