×
hace 2 meses
[Especial]

Isla de plástico acecha el Pacífico

Tiene casi el tamaño de México y la mayor parte de los desechos que la componen no son visibles

Imprimir
Isla de plástico acecha el Pacífico
Foto: Especial
Los Ángeles, EU.- Un equipo de científicos advirtió sobre las serias consecuencias que tendrá para el medio ambiente la nueva isla de plástico recién descubierta en el océano Pacífico.

Algalita Marine Research Foundation, organización sin ánimos de lucro con sede en Long Beach California, llevó a cabo una expedición de seis meses por el Pacífico Sur, durante la cual se ha descubierto una inmensa concentración de plástico cerca de las costas de Chile y Perú.

La mancha de basura hallada se extiende a través de una superficie de más de 2 millones de kilómetros cuadrados, lo que corresponde al tamaño de México y supera al de Colombia.

Según los oceanógrafos, la mayor parte de los plásticos detectados no es visible. Uno de los peligros de este tipo de contaminación de microplásticos está en el hecho de que los materiales penetren en la cadena alimenticia de las especies marinas y, de esta forma, provoquen
mutaciones.

El fundador de la organización, Charles Moore, compartió en una entrevista sus estimaciones respecto a otros peligros relacionados con la mancha detectada en el Pacífico.



Cortina de ignorancia

Moore ha estimado que el plástico se ha convertido en “el producto más común de nuestras vidas de manera silenciosa y tras una cortina de ignorancia”, pero las consecuencias de su uso se han mantenido hasta ahora desconocidas”.

De hecho, los plásticos de-sechables “no tienen a dónde ir a parar después de su vida útil”, la cual a veces apenas dura unos minutos. Es por ello por lo que estos materiales acaban en el agua del mar. Los ríos y las playas “están dando un montón de plástico a nuestro ambiente marino”, recordó Moore.

Respecto al cambio climático, la presencia de plástico en aguas marinas, señaló el fundador de Algalita Marine Research Foundation, “puede calentar la superficie oceánica”. De hecho, el plástico puede acumular calor y aumentar la temperatura del agua hasta incluso superar la del aire.

En consecuencia, explicó Moore en referencia a devastadores huracanes como “Harvey” e “Irma”, el plástico “puede contribuir a formar tormentas más grandes que las que estamos viendo ahora”.



Séptimo continente

En 2016 un avión solar cumplió la proeza al atravesar el Pacífico con una nave ecológica que no precisa de la utilización de combustible. Durante el trayecto de 62 horas de travesía que unió Hawái con California, el piloto Bertrand Piccard fue testigo de un fenómeno aterrador: sobrevoló un “continente de plástico”. Y lo divulgó vía Twitter con un contenido explícito: “Volé sobre los residuos de plástico tan grandes como un continente. Debemos seguir apoyando proyectos como Ocean”.

Su denominación adopta un sinfín de variables. Se lo conoce como “el séptimo continente”, “la isla de basura”, “la isla tóxica”, “plastisfera”, “la gran mancha de basura del Pacífico”, cualesquiera sea su referencia el concepto es el mismo: una malformación geográfica de un tamaño incalculable, fruto de la irresponsabilidad humana.

Limpiar océanos

El proyecto Ocean Cleanup, al que el piloto hace referencia, es obra de Boyan Slat, un holandés de 21 años que aspira a limpiar los océanos de plástico. Su compromiso ambiental causó admiración en todo el globo desde que el entonces estudiante de ingeniería espacial (de apenas 17 años), propuso este desarrollo.

La iniciativa de Slat es ambiciosa: prevé estar lista para desplegarse en tres años. El mecanismo consiste básicamente en acorralar los plásticos de las corrientes oceánicas. Se convertirá en la estructura flotante de mayores proporciones emplazada en el océano. Es una de las ideas de mayor aceptación y potencia para paliar la crisis de la contaminación marítima.


Imprimir
te puede interesar
[Descuentos]
hace cerca de 3 horas
[Incineración de enervantes]
hace cerca de 3 horas
[Futbol]
hace cerca de 3 horas
similares