×
hace 3 semanas
[Internacional]

Islandia, uno de los países más caros de Europa

Por AFP

Esto impresiona a algunos turistas

Imprimir
Islandia, uno de los países más caros de Europa
Foto: Especial
Reikiavik.- En Islandia, productos y servicios como el pescado salado, una noche de hotel o un boleto de autobús cuestan en promedio mucho más que en otros países de Europa, lo que impresiona a algunos turistas.

En la isla subártica, los precios de consumo fueron en 2018 un 56% más elevados que en el resto de Europa, convirtiendo a Islandia el país más caro por delante de Suiza (52%), Noruega (48%) y Dinamarca (38%), según datos de Eurostat actualizados a fines de junio.

Antes de su salida para Islandia, Quint Johnson, quien vino de Estados Unidos en familia para una semana de vacaciones, hizo "algunas investigaciones" para evitar las malas sorpresas.

"Pero quedé impresionado" cuando descubrí los precios, dice este estudiante de 22 años.

Quint considera que hay una gran diferencia con los "precios a los que está acostumbrado", ya que en Islandia una pizza margarita vale 2.400 coronas (cerca de 17 euros), una copa de vino más de diez euros y una jarra de cerveza cerca de siete euros.

Según el sitio comparativo Numbeo, una cena para dos en un restaurante de nivel intermedio cuesta 85 euros, una botella de vino en un comercio 17 euros y una caja de doce huevos cinco euros.

La escasa población de la isla (355.000 habitantes), junto a la amplia dependencia del país de los bienes importados y el nivel de los aranceles a las ventas de alcohol (una botella puede ser gravada al 95% de su precio) explican en parte los precios elevados.

"Islandia es tan pequeña que es muy difícil obtener las mismas economías de escala con empresas con sede en países cien veces más grandes", dice Konrád Gudjónsson, economista en jefe de la cámara de comercio de Islandia.

La agricultura también está muy reglamentada y los productos importados hechos a base de huevos o leche no pasteurizada se enfrentan a importantes barreras aduaneras y sanitarias.

Las fuertes fluctuaciones de la divisa islandesa registradas en 2016-2017 provocaron un alza generalizada de los precios. La corona se devaluó sin embargo un 11% en el segundo semestre de 2018.

Aunque el alto precio de la vida en Islandia impresiona a veces a los turistas, para la población local es normal.

"Hay que tener en cuenta que el nivel de salarios aquí es de los más elevados de Europa en promedio", subraya Breki Karlsson, presidente de la asociación islandesa de consumidores.

Esta asociación asegura estar atenta a los indicadores económicos esperados este año, en especial a la inflación, que aumentó 3,1% en el primer trimestre de 2019, lo que se reflejará probablemente en una caída del PIB.

"Una fuerte recesión podría llevar al aumento de precios de bienes y servicios y a una caída de los precios de alquiler de vivienda" relacionada con la reducción del poder adquisitivo, indica Konrád Gudjónsson.

Los precios de los alquileres aumentaron en los últimos años en Islandia. El alquiler promedio para un apartamento de una habitación en el centro de Reykjavík es de alrededor de 1.300 euros.



Imprimir
te puede interesar
similares