×
hace 2 años
[Junkies]

La batalla de Caín y Abel

Entre leyendas y el ocaso de la tecnología, su adaptación fílmica obligó a los otakus a conocer esta historia hace 10 años

Imprimir
Saltillo, Coahuila.- La Tierra era un lugar tranquilo que superó el Armagedón, hasta que 900 años después ellos llegaron buscando conquista.

Descendieron de sus naves, y con habilidades suprahumanas y un gusto particular por la sangre, fueron apodados como los vampiros. Arrasaron con muchas ciudades y edificaron el llamado Imperio de la Verdadera Raza.

Los seres humanos no se quedarían inmóviles y declararían la guerra a los invasores, encabezados por El Vaticano, el Reino de Albión y un grupo de sacerdotes guerreros con talentos extraordinarios y secretos desgarradores, entre los que sobresale Abel Nightroad, cuyo secreto oculta el origen de la Segunda Edad Oscura y la actual Edad Media que vive la humanidad.

Este es el comienzo de Trinity Blood, historia de novelas ligeras escritas por Sunao Yoshida con ilustraciones por Thores Shibamoto, que se adaptó al manga, anime y finalmente al formato de película hace 10 años.

Pese a que esta última fue una estrategia de mercado -sólo sintetiza los primeros cuatro capítulos del anime de 24 episodios producidos por Gonzo- en Junkies decidimos recomendarte esta historia por ser una referencia del anime de ciencia ficción. Además, otra de sus curiosidades es que el anime se concentra en una sola parte de la historia, con planteamientos que se alejan en algunos aspectos del manga y las novelas originales, lo cual obligará al espectador a buscar más allá en los otros formatos.

Con muchas intrigas, acción y la presencia de los Rosenkreuz, grupo disidente que planea la destrucción de la Tierra, Abel deberá combatir los fantasmas de su pasado, mientras encuentra a personajes como Catalina Sforza, Esther Blanchett, Ion y la Agencia AX, donde busca con el apoyo de otros guerreros detener el conflicto que ha dividido a los Matusalén (vampiros) del resto de los seres humanos, para detener la devastación final.

Durante su travesía, Abel muestra una personalidad alegre y en algunos momentos inocente, en comparación con el resto de las personas, aunque a lo largo de la historia deja entrever sus poderes como Kresnik, ya que aunque su carácter demuestra todo lo contrario, en realidad él no es humano.

Por otro lado, los detalles del anime para captar la atmósfera de una Edad Media Tecnológica son impresionantes. Gracias al trabajo de Tomohiro Hirata, el arte es de muy buena calidad y esto nos permite apreciar emblemáticas piezas arquitectónicas como La Sagrada Familia, mientras que la musicalización siempre te tiene al filo de los sentimientos que se desbordan en cada uno de los personajes.

Así, entre batallas llenas de acción, momentos enternecedores y la construcción de una sociedad dominada por el miedo a la guerra, este anime es una pieza clave para quienes gusten del suspenso, la intensidad de combates entre seres “legendarios” y reflexiones sobre la existencia para mostrarnos que todos guardamos un poco de bestialidad y poder en nuestro interior.


Imprimir
te puede interesar
similares