×
hace 1 mes
[Especial]

La caída de ‘El Chapo’; una verdadera narconovela

Por AFP

Este 17 de julio un juez le dictó cadena perpetua y 30 años de cárcel y podría acabar sus días en ‘la prisión del infierno’

Imprimir
La caída de ‘El Chapo’; una verdadera narconovela
Ciudad de México.- Los momentos clave del mayor narcotraficante mexicano, Joaquín Guzmán, alias “El Chapo”, de 62 años, desde su primer arresto en 1993 a su sentencia de cadena perpetua y 30 años de prisión dictadas este miércoles por un juez en los Estados Unidos.

Primera evasión espectacular

Tras haber escalado posiciones en el poderoso cártel de Guadalajara, antes de que éste se disolviera en 1989, “El Chapo” participa en la creación del cártel de Sinaloa.

El 24 de mayo de 1993, escapa a un intento de asesinato de otros traficantes en el aeropuerto de Guadalajara, que le cuesta la vida al cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo.

Detenido el 9 de junio de 1993 en la frontera entre México y Guatemala, es condenado a 20 años de cárcel por asesinatos y tráfico de drogas.



Logra evadirse el 19 de enero de 2001 de la prisión de alta seguridad de Puente Grande, en Jalisco, escondido en carrito con ropa sucia, gracias a la colaboración de numerosos cómplices, incluido el director del centro y varios guardias.

13 años prófugo

Empiezan trece años de vida clandestina en los que el fugitivo, cuya fortuna supera los mil millones de dólares, según la revista Forbes, construye un imperio de la droga, controlando el 25% del narcotráfico en Estados Unidos.

Chicago lo designa “enemigo público número uno” de la ciudad, una terminología que no se utilizaba desde tiempos de Al Capone.



Es capturado el 22 de febrero de 2014 por la Marina mexicana en Mazatlán (noroeste).

Segunda evasión

Se evade por segunda vez el 11 de julio de 2015 de la prisión de alta seguridad de Altiplano, a 90 km de México, recorriendo en moto un túnel de 1,5 km, excavado bajo la ducha de su celda, ventilado e iluminado, que conduce hasta un edificio en construcción.

Apodado “El Chapo” por su altura (1,65 m), el “señor de los túneles” hizo construir decenas bajo la frontera entre Estados Unidos y México para suministrar la droga.

“Obsesión” por Kate del Castillo

En octubre, concede una entrevista secreta con el actor estadounidense Sean Penn, en presencia de la actriz mexicana Kate del Castillo, a quien venera.

Ésta, famosa en México por su papel de jefa de un cártel de la droga en la telenovela “La Reina del Sur”, actuó de intermediaria.

Esta entrevista clandestina, de la que tenían conocimiento las autoridades, lo condujo a su perdición. Fue detectado en la selva y fue rastreado por el ejército hasta su captura, anunciada el 8 de enero 2016 por el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, en Los Mochis, en su bastión de Sinaloa, tras seis meses fugado.



De vuelta a la prisión de Altiplano, lo cambian regularmente de celda. Se reforzó la video vigilancia, para no dejar ningún ángulo muerto en su celda. Además, se instalan barreras metálicas en el suelo para evitar que excave otro túnel.

Extraditado

El 19 de enero de 2017, es extraditado a Estados Unidos y detenido en una prisión de alta seguridad de Manhattan, Nueva York, el Metropolitan Correctional Center (MCC), en una célda de 5×3 metros, sin ventana e iluminada artificialmente de forma permanente.

Solicita, en vano, que modifiquen sus condiciones de encarcelamiento, e incluso le niegan la obtención de tapones para los oídos.

Proceso bajo alta seguridad


Su juicio empieza en Nueva York, en medio de altas medidas de seguridad, el 5 de noviembre de 2018. Está acusado de haber codirigido durante 25 años el cártel de Sinaloa y de haber importado al menos 1.200 toneladas de cocaína, más de 49 toneladas de marihuana, más de 200 kilos de heroína y metanfetaminas.

Es declarado culpable el 12 de febrero de 2019 de diez cargos de la acusación, tras tres meses de audiencias, que sacaron a la luz la extrema violencia y la corrupción de los cárteles.

Este 17 de julio un juez le dictó cadena perpetua y 30 años de cárcel y podría acabar sus días en “la prisión del infierno”, la cárcel de máxima seguridad de Florence, en Colorado, una de las más seguras y duras del país.







Imprimir
te puede interesar
similares