×
hace 1 semana
[Coahuila]

La fiesta brava se estigmatizó

En el foro taurino convocado por Zócalo se muestran firmes por revocar la iniciativa

Imprimir
La fiesta brava se estigmatizó
Saltillo, Coahuila.- En el año 2015, cuando la Ley Antitaurina fue presentada en el Congreso del Estado de Coahuila, no hubo debate alguno. De acuerdo con el asesor legislativo Jovani González, el diario de debate del Congreso está en blanco porque la ley fue aprobada por una revancha política.

El objetivo de la Ley Antitaurina, según los interesados en que sea revocada, fue afectar a un empresario ganadero de la entidad y como consecuencia dañó a lo que llaman cultura taurina.

“De un día para otro pasamos de ser ganaderos a ser unos delincuentes”, aseguró el empresario Juan Pablo Rodríguez Delgado, uno de los afectados por la prohibición de las corridas de toros en la entidad.

La tauromaquia es una actividad integral en la que están involucrados desde artistas hasta empresarios que vieron perdidos sus escenarios y también sus negocios debido a la Ley Antitaurina.

Las pérdidas fueron millonarias y los animales de todas maneras fueron sacrificados, “los animales acabaron en el rastro y mal recibidos porque eran especiales para las corridas”, aseguró Juan Pablo Rodríguez.

Uno de los frentes más articulados y el primero que logró llevar la iniciativa taurina al Congreso fue el organizado por el promotor taurino José Rodríguez Luévano, quien ha estado impulsando el retorno de las corridas a la entidad.

En 2015, los taurinos intentaron como ahora manifestar sus opiniones a los legisladores para convencerlos del daño que causarían a la fiesta brava, sin embargo, les negaron la entrada el día de la aprobación de la iniciativa.

“Nos escucharon unos días antes, pero no nos tomaron en cuenta porque traían línea política para aprobarla”, dijo el exmatador lagunero Jorge Mata, quien actualmente preside el capítulo Durango y Coahuila de Tauromaquia Mexicana.

De acuerdo con los taurinos, la aprobación de la ley utilizó a los defensores de los animalistas, “los engañaron porque el fin no era proteger a los animales sino la revancha política”, comentó Jesús Flores Cárdenas, quien fuera el médico de la plaza de toros en Saltillo.

ACUSAN A ACTIVISTAS

“La cuestión política estigmatizó a la fiesta brava, hay quienes no están dispuestos a discutir el tema de la cultura, la tradición de las corridas de toros y que nos obligan a viajar a otras ciudades para poder participar en ella”, dijo Flores Cárdenas.

“La ley que aprobaron no es de defensa animal, es de seudoprotección animal porque en realidad no protegieron nada, al contrario, sólo politizaron el tema”, completó el traumatólogo Jesús Flores.

Los taurinos acusan que los activistas interesados en prohibir las corridas de toros nunca se acercaron a ellos para conocer el destino que tendrían los animales criados para la fiesta brava.

“No conozco el caso de ningún ganadero al que le hayan hablado los antitaurinos para preguntarles por los animales, para hacer un plan para mantenerlos vivos o buscar alternativas”, dijo el
exmatador, Jorge Mata.

Además de los animales, en Coahuila también fueron abandonadas las plazas de toros, dos de las más importantes en Saltillo y Torreón, “en la capital está la plaza ‘Armillita’, en honor al matador más importante, el maestro de maestros, Fermín Espinosa y está sucia y abandonada”, comentó el médico Flores Cárdenas.

La Plaza Monumental de Torreón también dejó de funcionar para su principal objetivo, lo mismo que el Coliseo Centenario del empresario torreonense Arturo Gilio, quien construyó el lugar para celebraciones taurinas.

“El Coliseo Centenario en Torreón era para corridas de toros, pero después de la prohibición tuvieron que abrirlo a los espectáculos (conciertos principalmente), fue una pérdida para la tauromaquia en Coahuila”, dijo el también lagunero, Jorge Mata.

SIN DERRAMA ECONÓMICA

Durante estos tres años en los que ha tenido efecto la Ley Antitaurina, aproximadamente 27 eventos se han tenido que hacer en ciudades de Durango como Lerdo, en lugar de Torreón, que tiene mayor infraestructura para la tauromaquia.

“Con esta revancha política no solamente afectaron a los ganaderos y a las plazas, también a la gente de los hoteles, los restaurantes y todos aquellos dedicados a los servicios turísticos”, dijo Juan Pablo Rodríguez.

Uno de los argumentos de los taurinos de Coahuila es que se están violando sus derechos de poder disfrutar de la tauromaquia en sus propias ciudades, sin embargo, también existen grupos que después de que se diera a conocer las intenciones de revocar la Ley Antitaurina, comenzaron a moverse, principalmente en las redes sociales.

“Yo le di una pierna a la tauromaquia –dice el exmatador Jorge Mata, quien sufrió una embestida del toro– y lo que quiero pedirle a los antitaurinos es que escuchen nuestros motivos y que no dejen estigmatizar la fiesta brava por conflictos políticos”.

En contraparte, la asociación Coahuila Libre de Corridas lanzó una petición en la plataforma Change.org para pedirle al gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís que no permita el retorno de las corridas en la entidad.

“Hoy, el gran avance que tiene Coahuila hacia la empatía y respeto por la vida animal, se encuentra en peligro... lo cual representa un retroceso como sociedad al permitir y promover nuevamente el derramamiento de sangre mediante la tortura de animales inocentes”, expresaron en su convocatoria.

OPINIONES DIVIDIDAS

En próximas fechas, la iniciativa taurina hará un referendo estatal para corroborar la aprobación de la medida, aunque de acuerdo con los antitaurinos 80% de los coahuilenses no quieren que regresen las corridas, los taurinos dicen que esa cifra sólo es del 38 porciento.

El tema ha despertado nuevamente la “batalla” política de los taurinos que son una comunidad grande y organizada en busca de revivir sus plazas y ganaderías, contra las opiniones con los defensores de animales.

El resultado final se dará en el Congreso del Estado de Coahuila, donde los diputados locales finalmente darán razón a una o a otra causa, tomando como antecedentes los resultados que tuvo la prohibición y que deberán ser analizados.

Hoy Coahuila es de los pocas entidades en la zona que no permite las corridas, mientras que en Nuevo León, Durango o Zacatecas, todos vecinos de la entidad, sí se realizan e incluso son patrimonio protegido. Lo que estará a discusión es si eso es benéfico para el desarrollo integral del estado: sociedad, derechos de los animales, economía, cultura o no.

OPINIONES

» En el foro taurino convocado en Zócalo Saltillo, participaron el promotor taurino José Rodríguez Luévano; la diputada Elisa Catalina Villalobos; el asesor legislativo Jovani González; el exmédico de la plaza de toros Jesús Flores Cárdenas; el matador y promotor taurino Jorge Mata; los taurinos Jesús Efraín Navarro y Alberto Marín Morales y el ganadero Juan Pablo Rodríguez Delgado


Imprimir
te puede interesar
[Denuncia]
hace cerca de 16 horas
[Estados]
hace 58 minutos
[Seguridad]
hace cerca de 16 horas
[Accidente Vial]
hace cerca de 16 horas
similares