×
hace 2 meses
[FILC 2018]

La literatura habla de las familias

Claudina Domingo presenta el libro semifinalista del Premio de Cuento García Márquez

Imprimir
La literatura habla de las familias
Saltillo, Coah.- Durante varios años Claudina Domingo se dedicó a la poesía, pero después vinieron las historias que debían contarse por medio de la narrativa. Después de publicar Tránsito, la escritora se dio a la tarea de armar un libro de cuentos, y si bien no fue fácil al principio, finalmente dio forma a Las Enemigas (Sexto Piso, 2017), que ahora es semifinalista de El Premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez.

“Escribir narrativa fue un proceso paulatino que empezó cuando terminé de escribir Tránsito, en 2009, quise escribir cuentos, pero en ese momento no tenía muchas herramientas narrativas y no tenía tiempo para asistir a talleres. Así que fue algo que quedó pendiente. A finales de 2014 empecé otra vez a interesarme en los temas que están vertidos en Las Enemigas y empecé a trabajar estos textos. Para entonces ya había hecho varios ejercicios narrativos, algunos intentos de novela que no habían fructificado, pero que me ayudaron a la hora de escribir este libro”, rememora en entrevista con Zócalo.

Y si bien la estructura del cuento y el poema son distintas, Claudina encontró varios puntos de unión que le ayudaron a escribir relatos en los que imágenes y metáforas atrapan a los lectores.

“Creo que donde hay un parentesco es en la preocupación por el lenguaje, que está vertida en algunos cuentos que tienen metáforas y una enunciación un poco más detenida en la descripción, que es en lo que estarían más emparentados en la poesía”, detalla la autora que se presentará hoy en la Feria Internacional del Libro Coahuila 2018 (FILC).

En Las Enemigas el tema de la familia es el vaso comunicante para reflexionar sobre la maternidad, las relaciones fraternas y los lienzos filiales que se van deshilachando a medida que pasa el tiempo.

“De lo que hablan los cuentos es de la experiencia que tienen los hijos respecto a su madre, son el hijo o la hija quienes hacen una recapitulación o una reflexión sobre quién es su madre y qué significa para él o ella. Sólo en un relato el punto de vista es el de la madre.

“Estos personajes viven en situaciones emocionales muy particulares, muy definitivas para ellos. Muchas veces existe una especie de confusión entre la idea de lo que es su madre y la idea mórbida de lo que conciben como la muerte y como el principio y el fin de las cosas”, explica la ganadora del Premio Nacional de Literatura Gilberto Owen 2016.

En uno de los cuentos de Las Enemigas se hace alusión a un hecho que ha sacudido a México en los últimos años: la desaparición forzosa. El lector se topa con una madre que deja de recibir noticias de su hija de 16 años y se lanza a su búsqueda.

“Justo ese cuento es distinto de los demás, por su estructura sí está contemplado el lector y los tiempos en los que vivimos. Yo no creo que haga una literatura política o de denuncia, sin embargo ese relato sí tiene un carácter de ser como testigos de un tiempo, y de que ese tiempo no pase inadvertido.

Incluso está narrado en segunda persona, es el único cuento que está escrito así. Quería que el lector se sintiera muy identificado con el personaje, aunque fuera un lector masculino, porque la segunda persona permite un reflejo en el cual el lector pareciera ser un personaje más de la historia”.

Que Domingo aborde el tema de la familia no es casual –habría que mencionar que su padre es el poeta y promotor de lectura Juan Domingo Argüelles–, pues la autora considera que son estas relaciones forjadas en el hogar paterno las que definen gran parte de nuestras relaciones.

“Dice el narrador colombiano Tomás González que en realidad toda la literatura habla de las familias, que de otra forma estaríamos escribiendo ciencia ficción. Aunque podría sonar como una exageración, porque hay quienes hablan sobre la pareja o la política, creo que de una u otra manera mucha de la literatura termina hablando de las familias.

“En mi caso más que este modelo, que puede ser más de Gabriel García Márquez, de la enorme familia, de las sagas de las generaciones, muestro los detalles del transcurrir de las familias que de repente incluyen a una madre y a un hijo, a un par de primas. Hay mucho de la confrontación entre hermanas, hermanos, entre personas que representan lo mismo para los adultos que los rodean”, detalla.

Mirar al otro

En la actualidad las cuentistas han adquirido especial notoriedad en América Latina. Para Claudina este éxito se debe a que las narradoras tienen un sentido de otredad que gusta a los lectores.

“Me parece que hay una diferencia que se nota más en la literatura escrita por mujeres en la actualidad, que es una preocupación por la otredad. Creo que justamente la época en la que vivimos los lectores buscan eso.

“Es más fácil que los narradores masculinos se preocupen por un ámbito muy total, absolutamente social y político, o bien por su personaje principal como si fuera lo único que existe en una novela o en un cuento. La característica distintiva de mucha de la literatura escrita por mujeres tiene que ver con esa búsqueda de diferentes puntos de vista en un cuento, en una novela. Son puntos de vista concernientes a las emociones. Pienso que ese es el motivo por el cual las mujeres últimamente hemos tenido una visibilización en términos literarios, porque lo que demanda la época es justamente una preocupación por esa otredad”, concluye.

Agéndalo

» Presentación de libro

» Con la autora y Cynthia Rodríguez

» Hoy, 19:00 horas

» Sala Julio Torri


Imprimir
te puede interesar
similares