×
hace cerca de 4 meses
[Arte]

La poeta uruguaya, Ida Vitale, recibe el Premio Cervantes

‘La locura del Quijote es un frenesí poético’

Imprimir
La poeta uruguaya, Ida Vitale, recibe el Premio Cervantes
España.- En los compases finales de su discurso de aceptación del premio Cervantes que le han entregado los Reyes este 23 de abril, Día del Libro, la poeta uruguaya Ida Vitale (Montevideo, 1923) ha ofrecido una irónica disculpa por una afirmación del autor del Quijote respecto al oficio de la poesía a la que ella se ha aplicado durante toda una carrera literaria que aún hoy, a sus 95 años, sigue en plena actividad.

"No hay poeta que no sea arrogante y piense de sí que es el mayor poeta del mundo". Y justo después, Vitale ha asegurado con una sonrisa que no es su caso y que, tal vez, el manco de Lepanto "no imaginó jamás que ese género femenino al que se consideraba por oficio llamado a honrar y defender, pudiera caer en tan osada pretensión. Y en eso, estoy segura que acertó".

El discurso de Vitale en la ceremonia celebrada en el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares ha recordado sus lecturas "libres y tardías" del Quijote en una edición ilustrada que leyó ya adolescente en su Montevideo natal y que inmediatamente le fascinó por el respeto que mostraba Cervantes por su personaje:

"En vez de roderarlo de magia y hechizos auxiliares, de poner a su héroe a disposición de tortuosos espíritus malignos hace que, una y otra vez, todos sus tropiezos nazcan de él mismo, de esos deslices de sus nítidas construcciones mentales, del adquirido delirio causado por peligrosas lecturas, deslices, que tanto pasman, fascinan y encabritan a Sancho, y lo llevan a someterse una y otra vez a la voluntad de quien lo arrastra a aventuras del todo ajenas".

Vitale ha subido al atril muy emocionada y, justo después de recoger la medalla y la escultura del galardón de manos del Rey, ha improvisado unas palabras. "Ahora no me saldría leer el discurso, sino abrazar y decir cosas absurdas, pero que me saldrían del alma".

Ida Vitale llegó al Paraninfo de Alcalá muy temprano donde recibió bajo la lluvia a los reyes Felipe VI y Leticia, así como el ministro de Cultura, José Guirao, y a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. La resaca del primer debate electoral en plena semana final de campaña, y la previsible preparación del segundo vació la jornada de políticos. Pedro Sánchez amagó con venir pero al final no lo hizo, como tampoco Pablo Casado, Albert Rivera o Pablo Iglesias. Ninguno de ellos, por cierto, había hecho la más mínima referencia a la cultura en su agrio debate televisivo.

El ministro de cultura trazó en su discurso una semblanza de Vitale, de sus visicitudes y exilios, que ha alternado con la recitación de algunos de sus versos. Guirao ha elogiado su poesía tan experimental como clásica, su capacidad crítica "con la tradición literaria, con la moral y la política dominantes, que busca el sobresalto dentro y fuera del poema, poesía tan depurada que podría parecer intelectualizada pero que, en realidad, está transida de un encanto secreto gracias a un lirismo herméticamente contenido".

El rey Felipe VI, que ha empezado su discurso recordando a los españoles muertos en los atentados de Sri Lanka y al fallecido escritor Rafael Sánchez Ferlosio, ha descrito a Vitale como una poeta "ejemplarmente vital" que "ha visto crecer una obra, exacta y mágica a la vez, que se ha impuesto por sí mismo, persuadiendo a todos".

El discurso de Vitale ha seguido el modelo habitual del género: homenaje a sus precursores, Cervantes, Garcilaso, Baudelaire, vindicación de la lengua española -rejuvenecida y revitalizada en la orilla americana- breve exégesis biográfica y agradecimientos. El hilo de Ariadna tejido por la poeta ha logrado atrapar al autor del Quijote, para arrancarlo de la prosa y recuperarlo para la poesía, el imaginario creativo propio de la galardonada: "Muchas veces lo que llamamos locura del Quijote podría ser visto como irrupción de un frenesí poético, no subrayado como tal por Cervantes, un novelista que tuvo a la poesía por su principal respeto".


Con información de El Confidencial





Imprimir
te puede interesar
similares