×
hace 3 meses
[Arte]

La rebelión de los clásicos

Cinco músicos de la ciudad conforman un nuevo ensamble de jazz fusión

Imprimir
La rebelión de los clásicos
Saltillo, Coahuila.- Si uno camina por el barrio del Ojo de Agua, específicamente en la calle que conecta El Mirador de la ciudad y a la parroquia, puede escuchar notas musicales que saltan y se enredan entre ellas: piano, guitarra y golpes de batería, pero también la voz de una mujer que canta “bésame, bésame mucho”.

Estos acordes, cercanos al jazz pero con raíces profundamente mexicanas, proviene de D’Santiago Band, un proyecto musical conformado por Claudia Gutiérrez en la voz; Ariel Cárdenas, en el bajo; Gerardo López, pianista; Salvador Arciniega en la guitarra, y Daniel Álvarez en la batería.

El ensamble de jazz fusión nació como el mismo género: de la mezcla y la unión de distintas motivaciones, pero sobre todo de la espontaneidad limitada. En una cena, Gutiérrez y Arciniega decidieron incursionar más allá de los límites que le imponía la música clásica, pues todos ellos son egresados de la Escuela Superior de Música de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC)

“Para nosotros, y a título personal, creo que el jazz y la razón por el que lo elegimos es porque como todos venimos de una tradición clásica, nos sumergimos hasta cierto punto en una rutina de vida. En mi caso tenía que trabajar y educarme para presentarme en concursos, lo cual se vuelve muy pesado. En cambio en un ensamble de este tipo tienes una estructura, pero a la vez una libertad enorme de desenvolverte a tu propio estilo”, dijo Arciniega, quien ha participado, entre otros certámenes, en el Concurso Nacional de Guitarra de Durango.

En cambio Gutiérrez, quien comenzó como cantante de ópera y debutó de manera reciente en el teatro con la obra Perros Contradictorios Devoran mi Cadáver, decidió embarcarse en el proyecto con el fin de liberarse del riguroso mundo del bel canto.

“A mí me parece interesante reformar lo que ya sé para enfrentarme al canto del jazz o de la ranchera, lo cual es un reto profesional después de todo el tiempo que tengo con la ópera. También es buscar la liberación de la Academia, que disfruto, pero esto es regresar a mis inicios de cantante con la música popular”, dijo la vocalista.

Escena que promete

Ariel Cárdenas es quien más trayectoria tiene dentro del jazz con bandas como Experimentrío, con la cual realizó una gira por varias ciudades de Europa. Además cuenta con conocimientos adquiridos gracias a su relación con importantes jazzistas mexicanos como Aarón Cruz, Giovanni Figueroa y Héctor Infanzón.

A pesar de que tienen poco tiempo tocando juntos, pues comenzaron en el mes de enero, ya existe una familiaridad entre los músicos.

“Lo que se escucha en nuestras canciones es el resultado de la mezcla de lo que somos cada uno de nosotros. Las influencias vienen de todo el mundo, pero también tenemos un conocimiento técnico detrás”, dijo el bajista, pues ya tienen un sencillo en el que versionan El Jinete, de José Alfredo Jiménez. Esta canción, según el grupo, los define más que ninguna otra y ya puede escucharse en sus redes sociales.

“Llamarle jazz a lo que hacemos es hablar en palabras mayores, creo que somos una fusión de ritmos que se enmarcan en el jazz”, agregó el pianista.

Esta mezcla de influencias y personalidades también se ha visto reflejada en el mismo nombre, pues Gutiérrez apuntó que D’Santiago es un homenaje a Saltillo y su antiguo nombre.

La banda señaló que en los últimos años se ha visto una explosión y auge de bandas de jazz con ensambles como Proto Jam, Zafiro Jazz Project y Simple Collage, así como la Big Band Saltillo.

“Ahorita hay una mezcolanza de géneros y creo que dentro de dos años Saltillo podría ser un foco importante para este tipo de música, porque el campo está técnicamente libre.

“Monterrey es una escena totalmente distinta, en Saltillo tenemos la oportunidad de hacer que esto crezca, entre los jóvenes que ahora se mueven y nosotros, que tenemos detrás un poco más de trayectoria, pero todo con respeto y esfuerzo”, comentó Cárdenas, quien también cuenta con un proyecto de fara fara.

Esta labor de crear una escena, dijo el bajista, es también con el objetivo de valorizar el trabajo de los artistas. Pues ellos como músicos han estudiado y trabajado para ofrecer un proyecto de calidad al público.

“Hacemos esto porque nos apasiona la música, todos la amamos, pero también la hemos convertido en nuestro oficio y nuestra manera de ganarnos el pan. Es necesario que la gente esté consciente de que este es nuestro trabajo y damos algo de calidad para que ellos disfruten y que nosotros podamos comer con eso”, finalizó Cárdenas.

La agrupación se presentará el 25 de agosto en la explanada de la Alameda.


Imprimir
te puede interesar
similares