×
hace 3 semanas
[Relatos y Leyendas]

Las ánimas del purgatorio

En algunas casas existen pequeñas costumbres que con el tiempo pasan a ser inadvertidas

Imprimir
Las ánimas del purgatorio
Foto: Especial
Por: Marian Britanny Huerta Hernández

En algunas casas existen pequeñas costumbres que con el tiempo pasan a ser inadvertidas, para mí era normal encontrar las tijeras abiertas debajo de la almohada de mi abuela o el olor a laurel por las mañanas.

Una de aquellas costumbres consistía en rezar un rosario a favor de las ánimas del purgatorio -ellas nos cuidan- decía mi abuela. Gracias a eso vivíamos entre sombras y crujidos, era parte de nuestra vida diaria, y para las personas extrañas sería difícil pasar una noche ahí. Decidimos por unanimidad callar ante los visitantes.

A veces cada uno de los habitantes de la casa teníamos experiencias diferentes, pero todos habíamos pasado por avistamientos de fantasmas, nos jalaban los pies o tocaban a nuestra puerta en la madrugada, pero era preferible pasar eso a no tener la protección de las santas ánimas del purgatorio.

Soy muy cercana a mi abuela, nos pasábamos las tardes entre pláticas sepia y recuerdos aterciopelados. En una de estas conversaciones, a mi abuela se le soltó contarme cómo me recibieron las ánimas el día que llegué a la casa.

Se acercaron despacio a mi cuna y comenzaron a mecerme; velaban mi sueño noche con noche, fue tanta su vocación que me rescataron de aquel duende horrible que trató de robarme cuando apenas tenías dos semanas de nacida.

No comprendía porque tanto afecto hacia mí, pero ahora que mi abuela ha envejecido, entendí que ver y escuchar a las ánimas no es normal, es un don y lo único que puedo hacer por ellas, es rezar, rezar para que algún día encuentren el descanso eterno.





Imprimir
te puede interesar
[Internacional]
hace cerca de 17 horas
[Saltillo]
hace 21 horas
[Local]
hace 21 horas
[Ramos Arizpe]
hace cerca de 21 horas
similares