×
hace 1 mes
[Estados]

Plagia comando a 25 jóvenes de un centro de rehabilitación en Irapuato

Derriban portón de anexo y se llevan a los internos

Imprimir
Plagia comando a 25 jóvenes de un centro de rehabilitación en Irapuato
Foto: Especial
Escuchar Nota


Ciudad de México.- A la ola de violencia que afecta a Guanajuato se le sumó el plagio de por lo menos 25 internos de un centro de rehabilitación en Irapuato. Un comando irrumpió en las instalaciones ubicadas en la colonia San Juan de Retana, a las 3:35 horas, reportó la Secretaría de Seguridad Ciudadana municipal.

Testigos mencionaron a la Policía Municipal que individuos armados “levantaron” a varios “chavos” de diversas edades, en dos camionetas de doble cabina.

En el lugar se indicó que los delincuentes iban por una persona que se encontraban en proceso de rehabilitación, y que además “levantaron” a otros jóvenes -más de 25- señalan algunos testigos.

El Presidente Municipal, Ricardo Ortiz, señaló que no se tiene una cifra oficial de las personas sustraídas por el comando y que el tema se encuentra a cargo de la Fiscalía General del Estado (FGE).

El Ministerio Público entrevistó la mañana de este miércoles a la encargada del centro, sobre las personas que se encontraban en el lugar y acerca de la mecánica de los hechos, además a la Fiscalía llegaron madres de familia que dijeron desconocer el paradero de sus hijos, quienes eran pacientes del anexo.

El titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, Pedro Cortés Zavala, informó que a las 03:35 horas se reportó que varias personas habían sido privadas de su libertad en la irrupción al anexo.

“Hasta el momento no se ha establecido cuántas personas fueron llevadas contra su voluntad, ya que algunos testigos señalan que algunos salieron corriendo”, aseveró.


Señaló que desde el momento del aviso, autoridades de los tres niveles mantienen investigaciones para determinar el número de personas que fueron víctimas, además de la operatividad para tratar de localizarlas.

Policías municipales y el Ejército resguardaron el sitio, mientras la FGE se hizo cargo de las indagatorias y preservación del lugar.

La Secretaría de Salud del estado informó que el 31 de octubre pasado, el centro de rehabilitación se dio de alta como asociación civil ante riesgos sanitarios para tramitar su aviso de funcionamiento.


Agudiza violencia temores en México

En el primer año de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador la crisis de seguridad en el país continuó y se profundizó.

La cifra de personas asesinadas, 32 mil 565, no solo es la más alta para un inicio de sexenio, sino que además los casos se han vuelto más violentos.

Y es que el promedio de víctimas que deja cada caso en 2019 es el más alto de por lo menos los últimos cinco años.

Ocho masacres con un saldo de 124 personas que perdieron la vida, entre ellos mujeres, niños y policías, son ejemplo de esto.

El alza de las tasas de homicidios se extiende en 19 de los 32 estados.

Los datos confirman que el Gobierno de López Obrado recibió, a diferencia de sus antecesores, una tendencia al alza en los homicidios.

Este crecimiento se había detenido en los últimos meses, aunque el balance preliminar de noviembre arroja, otra vez, un incremento.

Lo anterior ocurre pese a que el Gobierno actual ha fijado el problema de la inseguridad como un tema prioritario de su política pública, que se aborda todas las mañanas en reuniones que sostiene el Gabinete de seguridad y que son encabezadas por el propio Presidente.

Además, este año entró en operaciones la Guardia Nacional, una nueva fuerza de seguridad civil por definición, pero constituida y operada esencialmente por las fuerzas armadas.


La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana insiste en esperar al cierre de año para un balance general.


Agitado

Una de las cuestiones que López Obrador sostuvo desde los primeros días de su Administración es que se había terminado “la guerra” como política de seguridad y combate a la delincuencia, pues la misma había arrastrado al país a la actual crisis de violencia.

“Se agitó el avispero”, fue una de las analogías que usó para referirse a ello.

Sin embargo, lo registrado en 2019 muestra que la violencia se agudizó.

El país registra la mayor tasa de homicidios de los últimos 23 años, pero además destacan varios hechos en donde el número de víctimas ha sido elevado.

En algunos casos las personas que perdieron la vida eran integrantes de las fuerzas de seguridad o presuntos delincuentes, pero en otros casos personas totalmente ajenas a los hechos. 

Estas masacres y multihomicidios no son casualidad. Las cifras oficiales de incidencia delictiva del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) muestran que en 2019 se registra el promedio más alto de número de víctimas por cada homicidio, al menos de los últimos cinco años.

Según la información, de enero a octubre de 2019 se contabilizaron 24 mil 484 casos de homicidio doloso que dejaron un total de 28 mil 741 víctimas.

Esto significa que, en promedio, el saldo de cada caso es de 1.17 víctimas.

El porcentaje es superior al de 2018 y 2017, donde el promedio fue de 1.15 víctimas por caso, al de 2016 donde fue de 1.11 y al de 2015 de 1.10 casos.


La capital del país ha visto un incremento considerable en homicidios dolosos.

Cierre en rojo

De acuerdo con la estadística diaria de homicidios que publica el Gobierno federal, en noviembre se registró un promedio de 79 homicidios diarios, un incremento en comparación con el promedio diario de 76 víctimas registrado en octubre.

De confirmarse este dato en las cifras de incidencia delictiva oficial que se darán a conocer el 20 de diciembre, significaría un cierre negativo del primer año de Gobierno.

Además, y según la misma estadística, el pasado fin de semana se reportaron en un lapso de 24 horas un total de 127 homicidios, registrándose el día más violento de todo el primer año de gobierno.

Las cifras del SESNSP muestran que en 19 de las 32 entidades federativas –o sea en 2 de cada 3 estados– la tasa de homicidios creció este año en comparación con el anterior.

Los focos rojos están en Sonora, donde la tasa de homicidios de 2018 a 2019 se incrementó en casi 49%; seguido de Hidalgo donde el alza fue de 47.4%; Morelos con un incremento de 35.4%; Nuevo León con un alza del 28%, y Aguascalientes con 25.32 por ciento.

Después se ubica Coahuila con un alza de su tasa de homicidios en 2019 del 24%; Tlaxcala con un alza en la misma del 19.4%; Tabasco con 18.4%; Michoacán con 18.2%; Jalisco con 13.8% y Chihuahua con 13.7 por ciento.




Imprimir
te puede interesar
similares