×
hace 1 semana
[Espectáculos]

Lila Downs sigue fiel a sus raíces

La cantante llega a los 50 enalteciendo el folclor mexicano

Imprimir
Lila Downs sigue fiel a sus raíces
Saltillo, Coah.- A sus 50 años, Lila Downs continúa activa en el cancionero del folclor mexicano tanto con su disco, Ser Paloma (creado en colaboración con Carla Morrison y lanzado en julio pasado), como con una presentación en la ciudad de Chihuahua durante la próxima noche del Grito junto a otros talentos vocales de esa región.

La cantante puede presumir una sólida carrera de 36 años, que inicia oficialmente en 1994 con su álbum debut, Ofrenda, sin embargo, empezó a cantar desde 1981 cuando, impulsada por su pareja, el saxofonista Paul Cohen, entra en su natal Oaxaca, en el ramo musical con su incorporación como vocalista de un grupo de percusión local llamado Los Cadetes de Yodoyuxi.

La cantante se presentó en fiestas y eventos ocasionales, tanto privados como públicos, aunque no logró grabar un disco. En 1992 se desintegró el grupo y Downs y Cohen se fueron a radicar a Estados Unidos. Durante su estancia en Minnesota, Downs formó un conjunto llamado La Trova Serrana, logrando gran popularidad entre el público latino de Estados Unidos, cantando temas sobre la comunidad zapoteca.

Ese mismo año volvió a México y comenzó a cantar en bares, restaurantes y clubes nocturnos de Oaxaca, pasando dos años hasta realizar su disco debut producido de forma independiente, sólo con el apoyo del Instituto Oaxaqueño de las Culturas. Este proyecto no tuvo el éxito que la artista esperaba, pero no se detuvo y continuó con su pasión por la música.

El reconocimiento musical de Lila, más por la fidelidad y constancia a su concepto artístico más que por un alto impacto masivo, le vino tras 11 años de carrera en los premios Latin Grammy de 2005, ceremonia en la que se hizo del galardón al Mejor Álbum Folclórico por su disco Una Sangre. Lila repitió como ganadora en otras cinco ediciones, además de ser reconocido en las Lunas del Auditorio y en 2013 fue honrada con el Grammy a Mejor Álbum de Música Regional Mexicana por el disco Pecados y Milagros.

En 2009, la artista oaxaqueña develó sus huellas en el Paseo de la Fama de México, ubicado en las afueras del Auditorio Nacional, por su trayectoria artística.

En su vasto repertorio destacan temas como La Sandunga, La Iguana, Arenita Azul, La Línea, La Llorona, La Cumbia del Mole, Ojo de Culebra, Zapata se Queda, Palomo del Comalito, Pecadora, La Patria Madrina, Mano Negra, Son de los Difuntos, Balas y Chocolate.

Además de su trabajo artística, Lila se ha erigido como activista social, y su labor en este ámbito está centrado en la valoración y reconocimiento de las culturas indígenas, de quienes toma inspiración para hacer su música, así como el apoyo a mujeres de dichas etnias para que puedan desarrollar sus estudios con becas y facilidades de educación.


Imprimir
te puede interesar
similares