×
hace 3 semanas
[Arte]

Líneas sobre la tierra

El pintor español José Ciria reflexiona sobre los límites geográficos y artísticos en su nueva exposición

Imprimir
Líneas sobre la tierra
Saltillo, Coah.- Para José Ciria “los mapas de la tierra muestran que las fronteras son sólo rayas sobre el terreno, rayas que muchas veces contradicen a la realidad”. Este discurso de límites imaginarios y de tierras eternas sin divisiones es lo que muestra en su nueva exposición Territorios y Mapas. Expresiones Paralelas, la cual se inauguró de manera reciente en el Ateneo Español de México.

“Esta colección se hizo para hablar sobre los conflictos internacionales, las guerras que están prácticamente en todo el mundo por estas divisiones”, expresó, en entrevista con Zócalo, el pintor con más de 20 años de trayectoria.

Las fronteras dividen y todos migran, cambian de tierra en búsqueda de nuevas oportunidades, de una mejor vida. Se camina con la esperanza de un futuro más alentador. Estos viajes se ven frenados por las leyes regulatorias de los países. También existen los problemas bélicos, las conquistas y los deseos de poder. Es por eso que los 12 óleos que conforman Territorios y Mapas, tienen como finalidad transmitir la crueldad del mundo. Sus escalas cromáticas, las pinceladas violentas, la tensión entre líneas son una manera de explorar lo comunitario y lo individual entre las personas y los países.

“El tema es que no tenemos un mundo bonito, sino que es bastante feo y no podemos tenerlo todo. No podemos tener una vida en paz y próspera, en la que podamos trabajar y tener una familia tranquila. En muchos lugares eso es impensable por lindes sociales, económicos y políticos. Esto impide que la gente viva de manera digna”.

Compromiso

Los asuntos de migración no son exclusivos de un país: existen mexicanos cruzando un río en busca del sueño americano, y actualmente un éxodo de hondureños camina por las tierras mexicanas en pos de la misma esperanza. En el país ibérico no es distinto: cientos de africanos mueren ahogados en su intento de llegar a Europa.

“Lo normal es que las personas estemos en masa. La migración es un hecho que tenemos también en Europa, ya que en España llega mucha inmigración ilegal desde el sur de gente que huye de la pobreza, el hambre y la miseria.

“En cuanto a la Caravana Migrante que está cruzando México, se ha visto una gran solidaridad que muchas veces no se ve en Europa, el problema es que el destino de ellos son los Estados Unidos, en el que Trump ha dicho que los recibirá con soldados. Es peligroso pero hay que mirar y apoyar, no dejar que se pierda la humanidad; si el mundo es feo en sí mismo, con la falta de nuestro lado más humanitario esto se volverá peor”, dijo el pintor.

Para el crítico norteamericano Donald Kuspit, la obra de Ciria tiene “un fuerte elemento de fantasía (...) figuras fantásticas partiendo de elementos abstractos, normalmente de planos gestuales que parecen estar en constante movimiento, sugiriendo así una figura en pleno proceso metamórfico”.

Esta abstracción de la realidad presenta un duro choque para la transmisión de mensajes, especialmente políticos. Temas en los que Ciria se encuentra muy interesado. Aún así, la pintura abstracta es el mejor vehículo para hacer sentir “desde las entrañas”.

“Yo no creo que pueda darse una solución desde lo artístico, pero sin duda todos estos son temas que me preocupan. Trabajo desde lo abstracto y la abstracción no sirve para transmitir ideas concretas como estas preocupaciones, no obstante pienso que en mi obra hay una especie de pozo en el que el espectador puede alcanzar a ver que soy una persona comprometida y preocupada, pero no de una forma directa en cuanto al mensaje, sí en las sensaciones, en la emoción. Mi obra busca que haya una tensión producida en los elementos pictóricos que la conforman, hay mucho más de lo que se muestra en el plano principal de la pintura. Me gusta pensar que mi trabajo transmite algo a quien la mira”, comentó el también escultor.

Renovación

Ciria también define a Territorios y Mapas como una colección con doble mensaje. Por una parte está el aspecto político de las fronteras y, por otro, la metáfora de los cánones actuales de la producción artística: qué es buen arte y qué no lo es. Es una crítica ante un sistema que no busca lo individual, sino el gusto de ventas.

“Esta colección es también una forma de hablar de lo que sucede en el mundo del arte, en el que los grandes gurús dictan esos mapas y las líneas de división sobre lo que está bien y lo que está mal. Mientras que los artistas, quienes habitamos el territorio, no estamos de acuerdo para nada en esos dictados. Creo que el tiempo será quien ponga las cosas en su sitio sobre este tema”, mencionó.

El español se define como un artista que está en constante renovación, pero siempre trabajando en el mismo proyecto. En la evolución de una idea que lo ha acompañado desde el inicio.

“He pintado el mismo cuadro durante toda mi vida. Todas mis pinturas vienen desde una raíz común, son como ramas que surgen de esta. Para mí estas pinturas y las otras son una especie de caligrafía propia. Lo que pasa es que a lo largo de mi trayectoria he pensado mucho en la teoría del arte, así que en cierto sentido esta colección fue como tomarme unas vacaciones de ese pensar y, a la vez, fue juntar toda esa sabiduría dentro de estas obras.

“No pinto pensando en el mercado y en gustar, sino lo contrario. Me gusta cuando la gente me dice que mi trabajo no es comprensible para ellos, que es durísimo verlo y que no lo resisten. Mi trabajo está hecho para hacer sentir lo feo de este mundo”, finalizó.



Imprimir
te puede interesar
similares