×
hace 3 semanas
[Arte]

Los Colores de Dani alimentan con palabras

La autora Judy Goldman y la organización Un Kilo de Ayuda apoyan a niños de escasos recursos con un libro interactivo

Imprimir
Los Colores de Dani alimentan con palabras
Saltillo, Coah.- Para la escritora Judy Goldman los libros son esenciales en la vida de los niños por su capacidad de ampliar la imaginación y de enfrentar al mundo, además de que son parte vital para el crecimiento mental y emocional de los pequeños. Es por eso que escribió Los Colores de Dani, ilustrado por la argentina Cecilia Varela, título que se presentó el domingo pasado en la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (Filij).

Esta nueva obra esconde además una historia muy divertida, pues es un juego interactivo. De acuerdo con la asociación Un Kilo de Ayuda, que auspicia el proyecto, este es “el primer libro que convierte tus palabras en donaciones”. Esto se logra entrando en la página www.loscoloresdedani.org, en la que podrán dar de comer letras y palabras al libro, las cuales se convertirán en apoyos para niños de escasos recursos.

Zócalo conversó con Goldman para explorar el salvaje y divertido mundo de los libros infantiles, y especialmente la vida de Dani, un niño que lucha porque sus emociones sean escuchadas.

“Los libros son vitales para que los niños se desarrollen de muchas maneras: amplían la imaginación, el vocabulario, la creatividad y ese tipo de cosas. En esta ocasión Un Kilo de Ayuda busca nutrir a los niños más allá de forma física, mediante alimentos; sino que también quiere hacerlo de manera anímica y qué mejor manera de lograr eso, que con libros”, explicó la autora a Zócalo.

Los Colores de Dani es un libro que enseña a los lectores a conocer las emociones personales, pero también a saber cómo expresarlas, además de conocer el mundo y todo lo que los rodea.

La publicación está hecha para que funcione también como una guía emocional, en la que los padres pueden apoyarse para que sus hijos se desarrollen de la manera más sana posible.

“Dani es un personaje muy entrañable que, como cualquier niño, vive un día de aventuras y situaciones. Este libro busca abrir la comunicación entre papás y niños para que puedan hablar de sus emociones y lo que les sucede. Ese es el sentido principal de este pequeño cuento.

“Como escritora de libros infantiles, estoy completamente convencida de que por medio de la lectura se establecen muchos lazos familiares, incluso con cualquier persona que les lea a los niños. Lo que esto causa, es que los pequeños amen los libros y los viajes que estos ofrecen”, explicó con entusiasmo



Asombro y libertad

Con más de 40 libros infantiles en su trayectoria, Goldman conoce su oficio. Ella considera que hay una libertad inocente en la literatura para niños, hay una cercanía con su niña interior que le permite jugar con las palabras y con los nuevos mundos que surgirán en las páginas que escribe. Obras que también se convertirán en puertas que conducen a reinos desconocidos y maravillosos.

Goldman explica, además, que hay una dificultad innata en la escritura de estos libros, y esa es la honestidad de su público. La autora contó que los pequeños no se tientan el corazón en la lectura, si la historia no los engancha la dejarán en la primera oportunidad. De ahí que cada nuevo cuento sea un reto a vencer.

“Nosotros como autores tenemos que meternos en la mente y en la piel de un niño chiquito para poder hablarles de lo que quieren platicar. Se requiere de mucha empatía con ellos para mostrarles las lecciones que han aprendido por medio de esa lectura. Los niños son muy listos y pueden comprender las cosas más profundas que se encuentran en los libros después de leerlos una, dos o tres veces”, mencionó la autora de Los Huesos Sagrados.

Para Goldman la literatura infantil tiene una complejidad muy intensa, ya que parte de un asombro constante ante el mundo. Según dijo, ella ve el mundo al igual que un niño: descubriendo nuevas cosas a cada momento. Una cualidad que los adultos han perdido: la de maravillarse.

Los Colores de Dani, cuenta con su propia página de internet. En esta un juego interactivo ayudará a que, por medio de las palabras que se le den de comer al libro, niños de otros lugares reciban donativos. A su vez, todos aquellos que participen podrán descargar el cuento en formato digital.




"Los libros son vitales para que los niños se desarrollen de muchas maneras: amplían la imaginación, el vocabulario, la creatividad y ese tipo de cosas”.

Judy Goldman, escritora






Imprimir
te puede interesar
similares