×
hace 6 meses
[Nacional]

“Mi hijo fue sometido y golpeado hasta el delirio”

Su delito fue tomar unas fotos y lo acusaron de que le estaban robando, dijo la madre de Marco Antonio

Imprimir
“Mi hijo fue sometido y golpeado hasta el delirio”
Ciudad de México.- “Mi hijo fue sometido. Mi hijo fue lastimando. Mi hijo fue golpeado y no sé qué tanto más le hicieron, al grado de que presenta delirio”, denunció Edith Flores Rojas, madre de Marco Antonio, el joven desaparecido por cinco días, luego de ser detenido por cuatro policías de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSP-CDMX).

Frente a la Torre de Rectoría, en Ciudad Universitaria, tras la marcha que organizaron estudiantes de la Escuela Nacional Preparatoria 8 para exigir justicia en el caso de su compañero, la madre del joven de 17 años denunció que el día que presentaron a Marco Antonio en el hospital Hospital Psiquiátrico “Dr. Juan N. Navarro” les impidieron que médicos le practicaran el Protocolo de Estambul, el cual establece los parámetros para documentar la posible tortura y sus consecuencias.

Ante cientos de universitarios y una docena de familiares de jóvenes estudiantes de la UNAM víctimas de homicidio, feminicidio y desapariciones, Edith Flores reprochó la revictimización de la que ha sido sujeta su hijo desde que se dio a conocer su denuncia.

“Mi hijo no le debía nada a los policías. Su delito fue tomar unas fotos y lo acusaron de que le estaban robando un celular a alguien. Mi hijo no tenía necesidad de robar. A mi hijo le robaron dos celulares y su computadora”, contó.

La mujer también cuestionó las actuaciones de la policía local y la violencia ejercida contra los jóvenes.

“Por todo lo que veo, por todo lo que escucho, tal parece que ser joven en este México nuestro es un delito. Desgraciadamente, en la Ciudad de México y en toda la República Mexicana tal parece que los policías, que son los órganos de guarda de nuestra integridad, son los que nos desgracian”.

En su discurso, repudió los cambios en la información que presentó la Fiscalía para la Investigación de Delitos Cometidos por Servidores Públicos de la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ-CDMX), así como el ocultamiento de datos y actuación sin autorización de la familia al difundir datos sensibles de Marco Antonio a los medios de comunicación.

“¿Por qué presenta vídeos que no nos han enseñado? ¿Por qué da información que a mí no me ha dicho? Nadie le autorizó. Dos días antes, en su Ministerio Público le pedí que no revictimizara más a mi hijo. Los servidores públicos nos tratan como mierda. No puede ser posible eso. Estoy bastante indignada”, concluyó en el mitin que realizaron los universitarios frente al edificio de gobierno de la máxima casa de estudios del país.

En el acto, Araceli Osorio, madre de Lesvy Berlin Rivera Osorio, la joven cuyo cuerpo fue encontrado atado del cuello en una cabina telefónica en Ciudad Universitaria, hizo un llamado a los padres de los jóvenes víctimas de violencia a conformar un frente y organizarse para denunciar cada uno de los casos.


Imprimir
te puede interesar
similares