×
hace 2 meses
[Saltillo]

Lluvias dejan daños millonarios

La tormenta que azotó ayer la ciudad no sólo generó caos vial, ya que dejó una estela de daños por las decenas de vehículos

Imprimir
Lluvias dejan daños millonarios
Saltillo, Coahuila.- Por cerca de dos horas el caos prevaleció en Saltillo debido a una fuerte lluvia que afectó la actividad de los ciudadanos, dejando principalmente daños materiales y avenidas cerradas por la acumulación de agua.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) emitió un comunicado a corto plazo donde informó sobre la posibilidad de fuertes lluvias en la región, después de las 15:00 horas de ayer, y fue cerca de las 15:30 cuando empezó la precipitación en la ciudad.

Debido a la gran cantidad de agua, las calles del norte, centro, oriente y poniente principalmente, además de avenidas como periférico Luis Echeverría, se vieron afectadas por la acumulación de la corriente, lo cual originó que automovilistas circularan a no más de 50 kilómetros por hora ante la poca visibilidad al volante.

Bastaron unos minutos, para que algunas de las calles de la ciudad se fueran cerrando a la circulación, debido a la fuerte corriente, o acumulación de la lluvia, afectando el paso a los transeúntes y automovilistas.


Varias calles y pasos a desnivel fueron clausurados durante las dos horas en las que cayó la tormenta. Foto: Zócalo | Gerardo Ávila

La de mayor impacto fue la calle de Hidalgo, atrás del campus universitario, donde la potencia de la precipitación arrastró vehículos estacionados, y dejó a una familia atrapada, que fue rescatada por elementos de la Policía Preventiva Municipal.

También en la colonia del Valle, la calle Pedro Ampudia fue cerrada al paso de los automovilistas, en su tramo de la calle Pirul a Pacheco, así como el bulevar Colosio, al norte de Saltillo, y el bulevar Isidro López de norte a sur, antes de llegar a Nazario Ortiz.

En la calle de Rayón, entre Corona y Presidente Cárdenas, el arroyo se desbordó y levantó las losas que recubren la canalización del mismo, un problema que vecinos han reportado debido a que la capacidad es superada durante fuertes lluvias.

La Comisión de Seguridad y Protección Ciudadana informó que estas avenidas colapsadas fueron abiertas a la circulación pasadas las 17:30 horas, tras no representar peligro alguno para los automovilistas.


Policías municipales rescataron a conductores en la colonia República Oriente, luego de que sus automóviles fueran arrastrados. Foto: Zócalo | Gerardo Ávila

De acuerdo con los cuerpos de emergencia, durante dos horas que duró la contingencia se recibieron alrededor de 24 reportes de inundaciones en vivienda, ocho de personas atrapadas en vehículos o arrastradas, un reporte de desbordamiento de cauce, y dos accidentes con personas lesionadas, sin concentrarse en un sector principalmente, sino distribuidos por toda la ciudad.

El pronóstico de Conagua indica que habrá tormentas fuertes y muy fuertes en el estado, en las próximas horas, principalmente en el norte y sureste, acompañadas de tormentas eléctricas y ráfagas de viento de más de 50 kilómetros por hora, por lo que piden estar atento a las alertas por parte de los departamentos de Protección Civil local para atender indicaciones en caso de riesgo.

DEVASTA CORRIENTE LA CALLE RAYÓN

La fuerza con la que las corrientes de agua llegaron al drenaje pluvial causaron graves daños sobre la calle Rayón en sus cruces con Pedro Agüero y Presidente Cárdenas, en el Centro Histórico, ya que al verse sobrecargado por la cantidad de agua y la fuerza de la corriente se produjeron ondulaciones y rompimientos del concreto.



La presión del agua fracturó y levantó las placas de concreto para fracturar la vialidad, mientras que pedazos de pavimento y asfalto fueron arrastrados, dejando cráteres, baches y una calle por donde no se puede transitar.

SE DESPLOMA PARED EN EL SANTOS ROJO

La casona donde habitó el capitán Santos Rojo durante el siglo 16, fue afectada con el derrumbe de una parte de la pared sur, justo a un costado de la Catedral de Santiago.

Ubicada en el callejón del mismo nombre, la vivienda ha sufrido su segundo desplome en los últimos tres años, ahora a unos metros del daño anterior debido a la humedad durante la temporada de lluvias, y a la antigüedad del edificio.



Ahora el desplome ocurrió en una parte superior en uno de los ventanales, en aproximadamente tres metros cuadrados, donde la humedad desmoronó la pared, sin lograr tumbarla en su totalidad, aunque sí se registraron daños de consideración.

De acuerdo con las autoridades, no se reportaron personas lesionadas, aunque se acordonó el área ante el temor de que el edificio se siguiera cayendo. Sin embargo, las medidas de seguridad no contemplaron cerrar las calles de Bravo e Hidalgo, como en la anterior ocasión.


Imprimir
te puede interesar
similares