×
hace 4 meses
[Arte]

Melodia sacra, música de resurrección

Diversos compositores a lo largo de la historia han usado tanto el calvario como la resurrección de Jesucristo como inspiración

Imprimir
Melodia sacra, música de resurrección
Saltillo, Coah.- Tres días han pasado desde que Jesús tuvo la última cena en compañía de sus apóstoles y, también, desde que fuera traicionado. Dos días de su doloroso recorrido y uno desde el glorioso sábado que precede al día de hoy: al Domingo de Resurrección.

Una de las fechas más importantes para la religión cristiana debido a su simbolismo, en la que figura el fracaso de la muerte ante Jesucristo, el Mesías que lavó los pecados del mundo por medio de su sangre. Y para estar en conexión con estas fechas, Zócalo recomienda cinco piezas musicales que tratan el tema del regreso a la vida de Jesús.

Primer oratorio

La primera de ellas es La Historia de la Resurrección de Jesucristo. Un oratorio compuesto por el músico alemán Heinrich Schütz. En esta primera parte de una trilogía, Schütz aborda el tópico del Nuevo Testamento. Esa poderosa imagen en la que Cristo vuelve a la vida.

Compuesto por un total de 11 escenas que utilizan a los cuatro evangelios para su creación, el alemán optó por no utilizar poemas alusivos en su oratorio para dar vida a esta obra, sino que son las palabras de la Biblia traducidas directamente del alemán, las que dan voz y orden a la pieza.

El estilo que da vida a esta composición, son cantos de gargantas que optan por una técnica de recitación en el que las voces, de tenores y barítonos, se superponen unas a otras para dar una sensación de divinidad ante el personaje principal.

Composición gemela

Con La Pasión Según San Juan, Johann Sebastian Bach, se convertiría en el creador de una de las grandes composiciones religiosas de su tiempo. Finalizada de forma definitiva en 1740, el alemán optó por utilizar el poema Por los Pecados fue Martirizado y Muerto Jesús, de Heinrich Brockes para dar palabras a su música, pero también utilizando sus propias interpretaciones que provenían del evangelio.

La Pasión Según San Juan se presentó por primera vez en la Iglesia de San Nicolás, en Alemania, y consta de varias partes que dan paso a un canto profundo y doloroso al inicio, para seguir a un intermedio calmo lleno de esperanza, y terminar con un final abrasador y potente.

Sobre esta pieza, el organista Eliezer Járuegui dice que “Bach utilizó sólo los capítulos 18 y 19 del evangelio de Juan, esos donde se narra la muerte de Jesús, lo cual le imprime una solemnidad muy fuerte pero muy bella”.

La gran obra

El mismo Bach compuso, a su vez, La Pasión Según San Mateo, además de Marco y Lucas. Pero esta composición en especial y hermana de la de Juan, es un conjunto musical que mantiene su unidad musical debido a que el compositor utilizó sólo una fuente textual: la Biblia.

La Pasión Según San Mateo ha sido definida muchas veces como la mayor composición religiosa de Bach. Esto debido a que tanto el texto como la música, su fidelidad al relato, así como la poesía que envuelve con belleza a cada una de las notas, se encuentra llena de una piedad interminable que da paso a una sensibilidad en quien la escucha, y que lo conmina a la unión con lo divino.

Resurgir

Georg Friederich Haendel, compositor alemán, compuso este oratorio que abarca desde el Viernes de Pascua hasta el Domingo de la Resurrección. El libreto narra a modo de ópera sin representación escénica, los dolorosos días que Jesucristo tuvo que cruzar antes llegar hasta el Monte Calvario donde fue crucificado.

La música que Haendel creó para la orquesta es rica, ya que cada uno de los personajes poseen su propia sonoridad y estilo. Estos son Lucifer, María Magdalena, un ángel, el apóstol Juan y María de Cléofas. Todos ellos narran con sus voces el calvario de Jesús.

Eso enriquece una pieza, de por sí, compleja.

A lo grande

Gustav Mahler es uno de los compositores modernos que también utilizaron el tema de la Resurrección en sus piezas. Fruto de esto fue la creación de la Sinfonía No. 2, o titulada originalmente Auferstehung, traducido como Resurrección.

La enorme composición de Mahler nació como un homenaje a la oda escrita por Friedercih Klopstock. En la que se narra el dolor por la muerte y la esperanza de una nueva vida para un hombre. Aunque no es un tema compuesto con el relato de Jesucristo, sí es una de las piezas más hermosas compuestas por el austriaco, quien aunque no fue un hombre de fe -se declaraba agnóstico-, sí sabía lo que era perder a los seres amados, ya que vio morir a sus 10 hermanos.

¿Donde escucharlas?

Todas las piezas que aquí se recomiendan pueden ser escuchadas en plataformas digitales como Spotify, YouTube y Apple Music, que las tienen disponibles con diversas orquestas.


Imprimir
te puede interesar
similares