×
hace cerca de 3 meses
[Especial]

Nahúm es ejemplo de tenacidad y superación

Le causaron al nacer un problema motriz, pero nada lo frena para acudir a estudiar

Imprimir
Nahúm es ejemplo de tenacidad y superación
Su discapacidad motriz no le impide cursar la preparatoria.
Monclova, Coah.- Un ejemplo de esfuerzo y tenacidad es Nahúm Alejandro Iracheta Escamilla, de 23 años de edad, quien es un joven con discapacidad que no puede caminar y a quien se le dificulta la coordinación de su cuerpo, y sin embargo, hace cinco meses decidió iniciar sus estudios de preparatoria en el Centro de Atención para Personas con Discapacidad.

“A Nahúm lo lastimaron al nacer, presionaron de más y le causó primero el problema motriz y después una enfermedad que se le llama Bilirrubina, estuvo al borde de la muerte los primeros días de nacido; gloria a Dios que nos lo dejó, el neuropediatra después de unos exámenes profundos dijo que Nahúm no tiene problemas en su cerebro, pero que si un niño aprende en siete días, él iba a tardar dos días más, pero no se ha dado porque él desarrolla habilidades tremendas”, señaló don Juan Iracheta, papá del joven.

Mencionó que como padre, junto con su esposa María Magdalena Escamilla García, procura apoyar a Nahúm en todo lo que se pueda para sacarlo adelante, como ahora que quiere hacer la preparatoria.

“Yo lo llevé al kínder y a la escuela normal, a la secundaria ya no lo pude llevar porque tenía un trabajo en el que rolaba turnos y mi esposa ya no lo pudo llevar porque es hombre y está pesado, pero él se ha preparado, sabe números, lectura, historia y ahora está en la preparatoria porque quiere tener la oportunidad de estudiar una carrera”, contó.

Nahúm es llevado al CAED en el Cecati 9 los días martes y viernes, una hora y los otros días estudia en su hogar.

“Yo no puedo moverme, pero a mí se me facilita la lectura, en los exámenes yo leo y la maestra tacha la respuesta que yo le diga”, platica el joven.

Y es que por su discapacidad, Nahúm no puede manejar el lápiz.

“Maneja la computadora, la laptop con un palito en la boca, también mueve el ratón y el celular sí puede manejarlo con la mano”, agregó don Juan.

“Yo me siento muy orgulloso de mi hijo porque le echa muchas ganas, es como yo cuando tenía su edad, es muy investigador en cuanto a lo de la escuela; él mediante la televisión smart investiga muchas cosas, conceptos que quiere ampliar, maneja el control de la tele muy bien”, dijo el padre de familia.

A Nahúm lo que lo mueve es su familia, cuenta que todos los días se esfuerza porque quiere ser un orgullo para ellos y agradecerles todo el apoyo que le dan.

“También la maestra me da mucho apoyo con los libros, cuando no puedo venir me los llevo y estudio en mi casa, sí le pongo muchas ganas, de hecho yo estudio en las noches cuando está todo callado y tranquilo”, manifestó.

Pero a Nahúm y a su familia en ocasiones se les dificulta trasladarse al Cecati 9 porque viven en una colonia en el Oriente de Monclova.

“Venimos en el carro del DIF, pagamos 200 pesos por semana porque no somos beneficiarios de los vales, tenemos que esperar a que se desocupe un lugar para que nos consideren, pero de eso hace como cuatro años”, explicó Nahúm.

“Pero hay que echarle ganas, con Nahúm son cosas que también uno crece junto con ellos, a veces la situación se nos presenta crítica pero hay que echarle ganas, todo lo que esté de nuestra parte con la ayuda de Dios además que también he notado que últimamente es más considerado, más humano, a veces me dice: Ayúdame, papi y yo le digo mira mijo, vamos a echarle ganas, nada más compréndame que a veces me canso”, dijo finalmente don Juan, que ahora tiene 64 años.


Imprimir
te puede interesar
similares