×
hace cerca de 12 meses
[Saltillo]

Niega IMSS apoyo en parto a policías

Agentes piden instrumental para cortar cordón umbilical y les dan dos sábanas

Imprimir
Niega IMSS apoyo en parto a policías
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- La Policía Municipal atendió un reporte poco común, se anunciaba que una mujer estaba en labores de parto en un taxi.

La unidad policial más cercana en ese momento era la tripulada por los policías Eusebio Carrizales, Carolina Robles, José Ángel Manzanares y Rigoberto Vázquez, quienes no dudaron en asistir a pesar de que salían de su zona asignada.

Por la cercanía a una clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social, consideraron que su labor no sería complicada, pero se llevaron una desagradable sorpresa.

Enfrente de donde se llevó a cabo el nacimiento se encuentra la Unidad Médico Familiar 70 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a la cual los policías solicitaron ayuda porque no contaban con los instrumentos y materiales necesarios para cortar el cordón umbilical y terminar el parto.

Sin embargo, en la clínica del IMSS solamente les dieron un par de sábanas para que envolvieran a la recién nacida, quien llevará por nombre Mariana Guadalupe, con domicilio en la colonia Josefa Ortiz de Domínguez.

Pese a la inhumana acción de los empleados del Seguro Social, los policías concluyeron satisfactoriamente la labores de parto y trasladaron a la mamá y a la pequeña al Hospital General, donde hasta ayer se recuperaban.

Los héroes

Ayer por la mañana, una llamada de auxilio sorprendió a la Policía Municipal por lo extraordinario del reporte, una mujer joven estaba dando a luz adentro de un taxi en la calle Pablo L. Sidar, mientras se dirigía al Hospital General.

La unidad policial más cercana en ese momento era la tripulada por los policías Eusebio Carrizales, Carolina Robles, José Ángel Manzanares y Rigoberto Vázquez, quienes no dudaron en asistir a pesar de que salían de su zona asignada.

Eusebio, quien tiene tres años y medio trabajando en la Policía, se bajó inmediatamente de la patrulla y corrió para ayudar a la joven. Eran aproximadamente las 8:00 horas.

El parto iba adelantado y la bebé tenía la cabeza afuera del cuerpo de su mamá, por eso los uniformados no esperaron a que la ambulancia llegara para brindar ayuda.

Carolina, José Ángel y Rigoberto apoyaron a Eusebio en esta tarea, en la que es inexperto, y hablaron a la Cruz Roja para pedir información sobre cómo apoyar el parto. Mediante el teléfono, un paramédico les dio las instrucciones y corroboró que la bebé llorara al momento de salir al mundo.

Al tener a la bebé en los brazos, Carolina Robles se desamarró una palestina que traía en el cuello y la envolvió para que sintiera calor, porque el frío a esa hora de la mañana era crudo.

Para Eusebio, el hecho no tuvo precedentes porque a pesar de que tiene hijos, siempre había dado sólo apoyo moral a su esposa y nunca había asistido a un parto físicamente.

Y para Carolina Robles, fue como revivir los nacimientos de sus tres hijos y recordar el bello momento del nacimiento, aunque en esta ocasión fue en una situación de emergencia y en plena calle.



Imprimir
te puede interesar
similares