×
hace 1 mes
[Estados]

‘No le deseo la muerte a nadie, nomás que no falte trabajo’: sepulturero

'Hay hasta un promedio de ocho servicios diariamente'

Imprimir
‘No le deseo la muerte a nadie, nomás que no falte trabajo’: sepulturero
Escuchar Nota


Chihuahua.- Con la pronta llegada del Día de los Muertos, los vivos que han hecho su vida alrededor de los panteones aseguran que el trabajo que gira en torno a la muerte no es cosa sencilla, sobre todo en estos tiempos de pandemia, donde aseguran, el trabajo no termina.

Alfredo González, sepulturero narró que el hacer fosas es un trabajo muy demandante en el que se es testigo diariamente del dolor y las lágrimas de las familias, pero donde se entiende, dijo, que la muerte es un proceso inevitable.

El hombre curtido por el trabajo narró que su vida en los cementerios empezó hace varios años, donde hacía el trabajo como limpia tumbas, acarreando agua y haciendo variados trabajos para los deudos, con lo que hace diez años tuvo la oportunidad de adentrarse, literalmente, en las fosas mortuorias.

Foseros, enterradores, sepultureros son los nombres que recibe este oficio, ya que ellos también se encargan de la instalación de las poleas con las que se baja el ataúd, así como de cubrirlas con las paladas de tierra que se mantiene a un costado de la fosa.

“Este es un oficio que es físicamente pesado, porque hacemos las fosas a veces con pico y pala, colocamos una escalera con la que bajamos a los más profundo cuando tenemos que hacer fosas hasta para tres ataúdes”, detalló.


González se dijo sorprendido de que en este año, en lo que lleva en el oficio, es el primero en el que en la temporada baja, que comprende el verano, el promedio de inhumaciones se mantuvo en un nivel alto desde principios de año, mismo que no se ha detenido, producto de la pandemia.

“Ha habido más tumbas que en otros años. Ahorita estamos adelantando fosas en distintos patios que empezamos desde enero y seguimos haciendo, porque se siguen llenando”, comentó.


El enterrador señaló que hay variaciones en la llegada de difuntos pero llegan a hacer en promedio hasta ocho servicios diariamente y aunque trabajar en los panteones podría ser difícil, alguien tiene que hacer esta labor. “Como luego dicen en este oficio: no le deseo la muerte a nadie, nada más que no nos falte trabajo”, expresó.

Por su parte Ricardo Moreno, uno de los sepultureros más jóvenes confesó que este no es un trabajo para cualquiera, y aunque a su corta edad ya domina bien el oficio manifestó que al principio incluso vivió situaciones paranormales.

“En una ocasión me ha pasado que mientras estaba dentro de la tumba alguien se asomó por arriba, pero cuando volteé para arriba y salí no encontré a nadie, son cosas que pasan”, dijo.


Aunque los sepultureros lamentaron que en esta ocasión la fiesta del Día de Muertos no vaya a realizarse comentaron que la muerte es algo de todos los días, más en estos tiempos en que la pandemia ha cobrado ya la vida de muchas personas, con lo que pidieron a la población incluso cuidarse, para salir pronto de esta crisis sanitaria.

Fuente: El Diario de Chihuahua



Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}