×
hace 3 meses
[Deportes]

‘Nunca pensé en llegar a ser luchador’

A pesar de que en su familia corría sangre de gladiador, Kickapoo Jr confiesa que pelear en el ring no era su prioridad

Imprimir
‘Nunca pensé en llegar a ser luchador’
Kikapoo integrante de una familia luchística de abolengo, la de los Zorros Plateados
Monclova, Coah.- Lo que para Kikapoo Jr inició como un juego de niños, 15 años después se ha convertido en una de las carreras más sólidas del pancracio monclovense.

El “rudo con clase” celebró 5 lustros de trayectoria, el pasado jueves, y en entrevista para Zócalo rememoró sus inicios, su escalada en las carteleras y el momento que vive como uno de los máximos referentes de la baraja local.

“Yo veía a mi abuelo (Zorro Plateado) arriba del ring y me emocionaba, jugaba las luchas, tenía mis máscaras y monitos como cualquier otro niño, pero nunca pensé en llegar a ser luchador”, comenta el gladiador.

“Al paso del tiempo me puse a entrenar, inicié como réferi pero aún sin la idea de ser luchador, hasta que en una función de Promociones Durán falta un elemento y me pidieron que cubriera, y ahí nació esta aventura, hace 15 años. Empecé desde la primera lucha del programa y fui escalando poco a poco con mi trabajo, mi conocimiento, mi dedicación y mi esfuerzo”, dice orgulloso el rufián.

Como muchos aficionados recordarán, Kikapoo Jr portaba máscara en sus primeros años de carrera, sin embargo, terminó por perderla después de rivalizar con un esteta local. Esta pérdida, lejos de representar un revés, significó un impulso en la carrera del rufián.

LA CONSOLIDACIÓN

Siguiendo los pasos de monclovenses como Herodes, Jerry Estrada, Halcón Negro, LA Park y la dinastía de los Voladores, Kikapoo dejó el terruño con el deseo de triunfar en el plano nacional y logró enrolarse en las huestes del CMLL, donde tuvo una corta pero provechosa estancia.

“Estuve entrenando unas semanas en la Arena México, pero la vida allá es muy difícil puesto que todo es entrenar y entrenar, la empresa no te deja luchar por fuera y es muy difícil mantenerte, es difícil aguantar si no tienes ya algo avanzado o no cuentas con un padrino. Pero me queda la satisfacción de lo que aprendí”, comenta Kikapoo.

“Pero tuve la oportunidad de trabajar para la Arena Naucalpan gracias al maestro Negro Navarro que vio mi trabajo, estuve enrolado en la empresa Perros del Mal gracias a la recomendación de LA Park y Damián 666, además trabajé una temporada para Triple A noreste con el Doctor Cantú, presentándome en Monterrey, Torreón, Laredo, Piedras Negras y Saltillo.

Todo el fogueo realizado en esta etapa de su carrera, le sirvió rufián para forjar un estilo luchístico con el que se ha convertido en uno de los gladiadores estelares de Monclova.


Imprimir
te puede interesar
similares