×
hace cerca de 4 semanas
[Ramos Arizpe]

Paracaidistas se adueñan de residencial

Convierten un fraccionamiento en zona de tejabanes

Imprimir
Paracaidistas se adueñan de residencial
Saltillo, Coahuila.- Una barda de concreto y detalles finos, con una caseta de vigilancia y “pluma” para ingresar rodea la Urbi Villa del Real en Ramos Arizpe, un fraccionamiento en el que detrás del imponente muro con letras doradas y nogales aloja tejabanes y jacales de madera.

Lo que sería un complejo residencial se convirtió en una zona de paracaidistas y negocio redituable para sus primeros pobladores, quienes hacen cobros hasta de 3 mil pesos para otorgar un terreno sin que este les pertenezca y extienden el fraccionamiento hasta las faldas de la sierra.

Unas casas construidas con trozos de madera y tarimas recicladas serán entregadas hoy de manera “oficial” por las “liderezas” a los pobladores que hicieron pagos de entre 700 y 3 mil pesos para ocupar un sitio en el fraccionamiento de manera irregular.

PROMESAS EN EL AIRE

Pues saben que dichas personas no son las dueñas de los terrenos, sin embargo, bajo la promesa de ganar “un juicio” se les otorgarán los papeles que acrediten el terreno como suyo o de lo contrario se les asignará uno en otra Urbi.

Mientras que a los pobladores con mayor antigüedad se les continúan haciendo cobros de cuotas para financiar servicios como agua y luz, aunque permanecen “colgados” de dichos servicios.

“Nos cobraron 3 mil pesos por un terreno donde ya había una casa en obra negra y nos quedamos aquí, nos hacían cuotas para pagar la luz y el agua pero todo el tiempo estuvimos “colgados” de estos servicios, aun así las señoras hacían los cobros cada mes y ahora si no quieres pagar algo te amenazan con sacarte a patadas pero yo ya les dije: Yo no me muevo sino viene a sacarme el dueño del terreno”, expresó una madre de familia asentada en este sector desde hace un año y medio.

Pues al igual que el resto de los pobladores con mayor antigüedad asentados, saben que los predios están intestados sin que algún dueño o autoridad ponga orden sobre la venta irregular de estos espacios.


Imprimir
te puede interesar
similares