×
hace 1 mes
[Nacional]

Peña me vetó porque me opuse a su matrimonio con Angélica: Juan Bosco

Destaca el veto del expresidente Enrique Peña Nieto a que siguiera como contratista del Gobierno federal

Imprimir
Peña me vetó porque me opuse a su matrimonio con Angélica: Juan Bosco
Foto: Zócalo | Especial
Escuchar Nota


Ciudad de México.- Juan Bosco Abascal Carranza es un hombre de profundas convicciones católicas sin importar las consecuencias. Como muestra destaca el veto del expresidente Enrique Peña Nieto a que siguiera como contratista del Gobierno federal luego de que se opusiera al enlace matrimonial entre él y su sobrina nieta, la actriz Angélica Rivera, que ya estaba casada por la iglesia con el productor de telenovelas José Alberto Castro. “Yo no estaba de acuerdo desde el punto de vista de las leyes divinas, religiosas y eternas, y eso me costó un choque frontal con ella y con Enrique”, comparte a El Sol de México.

Nieto del jefe número uno del ala civil del ejército cristero, hijo del líder de la Unión Nacional Sinarquista y hermano del difunto secretario del Trabajo y de Gobernación en tiempos de Vicente Fox, Carlos María Abascal, este empresario y psicólogo habla de su expulsión del Frente Nacional Anti-AMLO (Frenaaa), su paso por el gobierno, su aversión a los que él llama masones y su opinión del actual presidente Andrés Manuel López Obrador, o como lo llama él, Manuel Andrés López Obrador (MALO).

Sus presidentes mexicanos favoritos son José Joaquín de Herrera, Miguel Miramón y Porfirio Díaz en su fase final. Fuera de ellos, todos los demás mandatarios han sido “oclócratas y caquistócratas”, es decir, “el gobierno de los peores por la chusma”. Opina que religión y política son inseparables y pese a sus rígidas posturas en contra del aborto o los matrimonios del mismo sexo, no se considera de extrema derecha. Más bien, se define “como de centro y más concretamente, me declaro cristocéntrico, y enójese quien se tenga que enojar”.

Juan Bosco entró al Gobierno federal en la parte final del sexenio del presidente Ernesto Zedillo, como asesor externo del procurador y miembro del PAN, Antonio Lozano Gracia. A través de su empresa Reingeniería de Valores Universales, fundada en 1971, comenzó a impartir talleres de ética a altos funcionarios. “Y a través mío, Vicente Fox conoció a mi hermano Carlos. Él llamó a Carlos para la Secretaría del Trabajo, pero yo ya estaba en el gobierno”.

Continuó trabajando durante los sexenios de Fox y Calderón impartiendo cursos a directivos de Petróleos Mexicanos, pero algo pasó que le impidió seguir colaborando con la siguiente administración.

—¿Por qué dejó de ser asesor externo de Pemex?



—Porque hay una persona de nombre Angélica Rivera que es mi sobrina nieta, la exesposa de Peña Nieto. Ella es bisnieta de mi abuelo, entonces ella es nieta de una prima hermana mía. Ella vino a consultarme a mí en su momento algo que se volvió público, y por eso lo puedo contar aquí contigo: mi opinión sobre su romance, o como quieras llamarlo, con Enrique. Y naturalmente, por razones de orden ético, me negué rotundamente a aplaudir su aventura, por así llamarlo ¿no?

Yo tenía el prestigio de ser el primo más viejo de todos, yo ya cumplí 77 años. Por lo tanto ella acudió aquí a mi casa, me preguntó mi posición y obviamente, después de escuchar su historia un par de veces, y de escuchar a su mamá, le dije que yo no estaba de acuerdo desde el punto de vista de las leyes divinas, religiosas y eternas, y eso me costó un choque frontal con ella y con Enrique. Él dio instrucciones precisas de que jamás se me volviera a invitar a concursar en Pemex, y así ha sido desde entonces. El motivo fue ideológico, religioso.

En febrero de 2016, el portal Aristegui Noticias publicó una investigación especial que hace referencia al caso. De acuerdo con el reportaje, la boda entre el expresidente y la actriz fue posible a partir de un proceso de irregularidades al interior de la Arquidiócesis Primada de México para arrebatar de las potestades de su ministerio sacerdotal al presbítero José Luis Salinas Aranda y así invalidar el enlace religioso que ofició entre Rivera y su primer esposo.

Con información de El Sol de México


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}