×
hace 4 semanas
[Piedras Negras]

Piden no olvidar tragedias que azotaron Villa de Fuente

Llaman a orar por los que fallecieron y por los que apoyaron a afectados.

Imprimir
Piden no olvidar tragedias que azotaron Villa de Fuente
Durante la homilía, el padre Renovato pidió por el descanso eterno de las víctimas del tornado.
Piedras Negras, Coah.- A 12 años de la devastación que ocasionó un tornado en Villa de Fuente, el padre Juan Armando Renovato ofreció la misa de las 7:00 de la tarde por el descanso eterno de las personas que fallecieron en esta tragedia; por las personas que de alguna manera apoyaron a los residentes del sector afectado y por su párroco, que en aquel tiempo era el padre Carlos Aguilera.

“Invitaba a los asistentes a la misa a que nunca olvidemos las situaciones por las que pasamos; nunca olvidemos que en esa situación, esos momentos fueron muy especiales para quienes aquí vivían; no olvidemos que en sus corazones y en su mente quedó grabado ese momento. Hemos pedido por ellos y por aquellos que perdieron la vida”.

El padre Renovato, párroco del Sagrado Corazón de Jesús en Villa de Fuente, pidió a los fieles no olvidar a las personas que les tendieron la mano para realizar algún trabajo que se necesitaba hacer; para quienes tendieron la mano con algo material para apoyar a quienes en ese momento tenía una necesidad.

“No olvidemos a quienes rezaron y tuvieron presente a Villa de Fuente en sus oraciones”, señaló el padre Juan Armando Renovato, que agregó que en esta misa se pidió a Dios que siga ayudando a la gente de la comunidad y sobre todo para agradecerle que Villa de Fuente sigue en pie.

Entre las personas que se recordaron en la Santa Misa, estuvo el padre Carlos Aguilera que era el párroco en aquel tiempo. El padre Renovato platicó una anécdota que vivió con el finado sacerdote: “Yo recuerdo haberlo visto triste, porque el templo donde él celebraba ya no estaba, pero con mucha esperanza en el corazón y mucho ánimo.

Un hombre que dio ejemplo de lo que es saber esperar. Se le pidió que durante el tiempo de la construcción, de lo que es hoy el templo parroquial, estuviera en alguna de las capillas y no se preocupara por la construcción ya que a él se le iban a entregar las llaves y abriría por primera vez el templo en el momento en que estuviera terminado y así se hizo.

Espero y el día en que se entregó el templo recibió las llaves, abrió y fue el primero que entró y dio gracias a Dios por lo que se tenía y pidió por los que ya no estaban”.


Imprimir
te puede interesar
similares