×
hace 1 mes
[Nacional]

¡Premio mayor, premio mayor! ¿Qué se necesita para ser un niño gritón?

Si tu sueño siempre ha sido gritar en los sorteos de la Lotería Nacional, aquí te decimos qué necesitas para hacerlo realidad

Imprimir
¡Premio mayor, premio mayor! ¿Qué se necesita para ser un niño gritón?
Foto: Zócalo | Especial
Escuchar Nota


México.- Gracias a ellos, la frase “Premio mayor” cobra vida y obtiene un lugar muy especial en el corazón de los mexicanos. Por 250 años, los niños gritones de la Lotería Nacional (Lotenal) han sido íconos de los sorteos en el país y tal como anuncia la organización, por sus manos han pasado “los números que han hecho felices a miles de familias”.

¿Pero cómo surge la historia de los niños gritones?

Desde su fundación en 1970 por el rey Carlos III de España, los niños gritones son el símbolo de pureza y transparencia en los sorteos. Con sus coloridos uniformes, salen al escenario para ser los emisarios de la fortuna. De acuerdo con la Lotenal, las autoridades de la Nueva España convocaron a un pequeño grupo de seis niños huérfanos que sabían leer para gritar los números, con el fin de darle mayor credibilidad a los sorteos.

El privilegio de ser niño gritón se les reservó a los descendientes de los soldados de la Revolución (de allí que también se les conozca como “niños del ejército”), posteriormente a los hijos de trabajadores de la Lotería Nacional y no fue sino hasta el 2001 que se incluyeron niñas al grupo. Hoy en día, cualquier niño de entre 8 y 11 años puede participar en las convocatorias y unirse al equipo de la Lotenal.

Sin embargo, ser niño gritón requiere de mucha responsabilidad y puntualidad, según comenta Mariana Landa, quien fue niña gritona del 2004 al 2008; pues no sólo consiste en tener una buena dicción para gritar los números, sino que se trata de un trabajo con el que se debe estar comprometido y hasta tener buenas calificaciones.

Cuando acudió al proceso de selección de los niños gritones, alrededor de 50 más acompañaban a Mariana en el programa de capacitación. Durante un mes, los reclutadores entrevistaron a los niños, instruyéndolos en la vocalización y midiendo sus habilidades con los números. Los fines de semana acudían de 09:00 a 13:00 horas al edificio conocido como “El Moro” de la Lotería, y poco a poco, se reducía el número de aspirantes, hasta que sólo quedaron diez.

“Fuimos quedando menos niños de poco en poco. Hasta que un día nos dijeron ‘¿Saben qué? Ustedes sí se quedaron como niños gritones’. Sentí mucha emoción”, dijo Mariana en entrevista para Milenio.

Con un grupo de 30 niños gritones en total, se repartían los sorteos, siempre tratando de que todos los pequeños asistieran al mismo número de eventos que los demás, con un promedio de seis al mes. En ese espíritu de equidad, los roles se iban cambiando, pues se requerían de un aproximado de 12 niños por cada sorteo. Para que todo saliera a la perfección, se les citaba tres horas antes del sorteo, durante las que ensayaban y se preparaban para salir, nunca hubo retrasos.

loteria1 Foto: CuartoOscuro

“Los puestos variaban. Cuando yo inicié a trabajar me tocaba dar la vuelta a la esfera de premios, conforme pasaba el tiempo te tocaba sacar premios, gritar números, sacar los números de la esfera grande… Esa tenía un truco, porque era una lata sacarlos. Al máximo puesto que podía llegar era al ábaco, que era el líder de los niños gritones, el que acomodaban los números y, en caso de que fuera un premio principal, el mayor, es cuando grita el número y lo deletrea”, comenta.

Durante el tiempo que Mariana fungió como niña gritona, el gobierno apoyaba sus estudios, otorgando la cantidad de 800 pesos por sorteo y, en caso de ser foráneo, hasta mil 200. En la actualidad, los montos han cambiado, pero se continúa otorgando una ayuda económica para promover que los niños sigan en la escuela, pues se requería de un promedio mínimo de 8.5 para poder continuar en el programa.

Otra de las características que distinguen a los niños gritones es su uniforme, sea en las tonalidades doradas, blancas, azul marino o rojas, la homogeneidad en su vestimenta llama la atención. Cada uno de los trajes era hecho a la medida de los niños: un sastre acudía a tomar medidas de los seleccionados y los pequeños los lucían con gran orgullo para una ocasión diferente. Sin embargo, se trataba de la propiedad de la Lotería Nacional, por lo que todos debían permanecer en el edificio de “El Moro” y sólo salían para un viaje, la lavandería o la tintorería.

La experiencia en la Lotenal también tiene otras ventajas, pese a que la mayoría de los sorteos se realizan en la Ciudad de México, algunos otros tienen lugar en el interior de la República, por lo que los niños tenían la oportunidad de viajar a otros estados para promover los concursos. Cada vez que la Lotería lanzaba un billete conmemorativo a otra entidad o algún evento foráneo, le correspondía a cierto número de niños gritones acudir.

“Me tocó ir a Mazatlán, Tlaxcala, la feria de Aguascalientes, Puebla, Sonora. En algunas ocasiones, me tocó ir antes de que iniciara el sorteo para acudir a ruedas de prensa, televisoras, radiodifusoras, periódicos”.

“Te sientes como estrella porque vas con agentes de seguridad, en camionetas y piden que no que no se nos acerquen. La gente te anima y todos quieren ver a los niños, se quieran a ti y te dicen que le des de suerte”, recuerda.

El convertirse en una celebridad también te acerca a otras estrellas en el medio artístico, tal como le sucedió a Mariana, quien gracias a su puesto como niña gritona pudo conocer a cantantes como Pablo Montero, Benny Ibarra, Edith Márquez y hasta a Chabelo. Incluso, fue de las afortunadas que apareció en uno de los billetes conmemorativos.

Mariana habla con cariño de sus años en la Lotería Nacional, pero el encanto no podría durar para siempre, pues comenta que alrededor de los 13 y 14 años para las niñas, ya no podían participar más en su puesto en la Lotenal; “los niños podían seguir siendo niños gritones siempre y cuando no les cambiaron la voz”. De recuerdo le queda su uniforme, que le fue entregado cuando salió de la Lotería en 2008, una bola de madera de los sorteos dominicales, su boleto conmemorativo, y más memorabilia regalada por las autoridades.

loteria2Foto: CuartoOscuro

¿Qué requisitos se deben cumplir para ser niño gritón?

Conforme el tiempo ha pasado, los requisitos para ser niño gritón han cambiado, desde el 2018 la Lotería Nacional ha abierto la puerta a niños y niñas con discapacidad para ser el emblema de los sorteos. Desafortunadamente, la convocatoria se limita a aquellos niños que residen en la capital del país, pese a no estar estipulado en los requerimientos, pues tanto la capacitación como un gran número de los sorteos se llevan a cabo en la Ciudad de México.

Ahora, para convertirse en niño grito, se deberán cumplir con los siguientes requisitos:

- Tener entre 8 y 11 años de edad
- Llevar un promedio académico mínimo de 8.5
- Disponibilidad de horario
- Voz clara y audible para el público en general

loteria3Foto: CuartoOscuro

Los pequeños que cumplan con los requisitos, serán incorporados a un programa de capacitación, que tendrá una duración de un mes. Posteriormente, se seleccionarán a los nuevos talentos que se unirán a los Niños Gritones.

Para su registro deberán presentar los siguientes documentos:

- Original y copia de boleta de calificaciones
- Carta de buena conducta de su escuela
- Acta de nacimiento original
- Certificado de buena salud
- Con copia de la cartilla de vacunación actualizada
- Constancia de servicio médico
- Comprobante de domicilio
- Dos fotografías tamaño infantil a color
- Copias de la CURP
- Copia de la credencial de elector de sus padres o tutores.

Estos deberán ser presentados en las oficinas de la Lotenal, ubicadas en Plaza de la Reforma No. 1, colonia Tabacalera, alcaldía Cuauhtémoc, en la Ciudad de México.

Cada año, la Lotenal lanza su convocatoria en búsqueda de los nuevos talentos para llevar a cabo las tradicionales porras que se ofrecen en los sorteos, esta oportunidad no fue considerada para el 2020, debido a la pandemia de covid-19, pero las autoridades de sorteos confirmaron a Milenio que el próximo año se abrirá de nuevo en los primeros meses.

Por el momento, los podrás ver en los sorteos semanales que realiza la Lotería Nacional, dando su participación estelar en el próximo sorteo simbólico del Avión Presidencial este 15 de septiembre.

loteria

Información de Milenio


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}